in

Beneficios del té de cúrcuma y jengibre

Descubre cómo preparar este delicioso té y sacar provecho para tu salud

curcuma y jengibre polvo
Crédito de la imagen: Pixabay

La cúrcuma es ya más que reconocida por su riqueza nutricional que le garantiza una plaza entre una de las plantas medicinales más populares. Asimismo, el jengibre es cada vez más preciado en una alimentación variada por sus poderes antiinflamatorios. Combinar cúrcuma y jengibre por eso crear una bebida súper nutritiva y que puede aportar muchos beneficios para el organismo.

Té de cúrcuma y jengibre: una bebida para tu salud

La cúrcuma y el jengibre son alimentos de preciado valor individualmente. Sin embargo, su combinación logra aportar aún más beneficios para el organismo ya que sus compuestos reaccionan entre ellos.

El caso que más se destaca es el de los gingeroles. Estos compuestos del jengibre mejoran la actuación del sistema digestivo, promoviendo una absorción más rápida y efectiva de los nutrientes.

La cúrcuma, por su turno, es de difícil absorción para el organismo, pero esta combinación estimula su incorporación. El cuerpo termina así sacando más provecho de las propiedades de la cúrcuma cuando combinada con el jengibre que cuando consumida sola.

Poder antiinflamatorio

Tanto la cúrcuma como el jengibre poseen propiedades antiinflamatorias que ayudan a reforzar el sistema inmunitario y a combatir infecciones o dolencias ya establecidas.

De hecho, el jengibre es ya utilizado en el tratamiento de problemas como artritis y ulceras. Ya la cúrcuma sigue teniendo éxito en todos los estudios científicos, presentándose cómo una opción más segura y con menos efectos secundarios que los medicamentos antiinflamatorios.

Mejora la digestión

curcuma y jengibre salud
Crédito de la imagen: Unspash

La combinación de cúrcuma y jengibre es una vencedora en lo que toca a la digestión.

El jengibre ayuda a equilibrar los ácidos en el estómago y sus propiedades antiinflamatorias también actúan para calmarlo. Por esta razón, es bastante efectivo en la eliminación de nauseas. Además, estimula el movimiento peristáltico para resolver problemas de estreñimiento y, en el proceso, mejora los síntomas de flatulencia e hinchazón.

La cúrcuma es también usada para promover una mejor digestión. Esta planta es ya usada en el tratamientos de problemas como úlceras estomacales y síndrome del intestino irritable, por ejemplo.

Mejora los síntomas de cáncer

La expansión del cáncer y tumores provoca y es provocada por inflamaciones en los tejidos del cuerpo. Según el UNC Lineberger Comprehensive Cancer Center el consumo de jengibre ayuda a reducir las inflamaciones y dolores asociados, bien como a mejorar la sensibilidad a la quimioterapia. Su efecto parece ser particularmente notorio en casos de cáncer de la próstata y del útero.

Por su turno, la cúrcuma es también usada como antiinflamatorio, pero su efectividad en caso de cáncer necesita todavía más estudios.

Ayuda a controlar la diabetes

La ingesta de jengibre puede aumentar los niveles de insulina y reducir aquellos de glucosa. Asimismo, de acuerdo con el National Center for Biotechnology Information U.S. National Library of Medicine, esta planta aumenta la sensibilidad a la insulina por lo que está considerada como un buen preventivo sin contraindicaciones.

De notar, sin embargo, que personas con problemas de diabetes no deben consumir jengibre sin antes consultar con un médico.

Mejora los niveles de colesterol

De acuerdo con el Journal of Nutrition, en un experimento con ratones, el consumo de jengibre reduce los niveles de LDH, el colesterol “malo”. En el mismo estudio, esta planta también ha enseñado potencial como prevención, ya que reduce las probabilidades de que el LDL se oxide y se agregue.

El control de los niveles de colesterol tiene un efecto directo en el bienestar coronario y prevención de enfermedades cardíacas.

Té de cúrcuma y jengibre

Ahora que conoces los beneficios de té de cúrcuma y jengibre, seguramente que quieres aprender cómo prepararlo.

Este té tiene un particularidad. Es que normalmente sus ingredientes no están restrictos solo al agua hervida y a las dos plantas. Antes, es una oportunidad para preparar una bebida rica en nutrientes y sabor, apostando en otras plantas y matices que potencian los efectos de la cúrcuma y jengibre.

Cómo preparar el té

curcuma y jengibre te
Crédito de la imagen: Health Tips

Ingredientes

  • Agua: 1 vaso;
  • Jengibre: 1 cucharada, molido;
  • Cúrcuma: 1 cucharada, molida;
  • Miel: 1 cucharada;
  • Pimienta negra: 1 cucharada.

Modo de preparación

1. Hierve el agua en un cazo.

2. Agrega el jengibre y la cúrcuma, revuelve y reduce el calor para que siga hirviendo en fuego lento durante 10 a 15 minutos.

3. Cola el preparado para la tetera o recipiente donde vas a servir el té.

4. Adiciona la pimienta y la miel, revuelve y ¡listo!

La miel es usada en este preparado por también contener y así reforzar las propiedades antiinflamatorias del té. Sin embargo, puedes cambiarla por una cucharada de zumo de limón si te gusta más para preparar una infusión con poderes adelgazantes.

Cómo tomar

Puedes beber el té enfriado o caliente. No hay diferencia a nivel nutricional entre los dos ya que el calor ya habrá liberado las propiedades de las plantas en el agua.

No está definida una dosis recomendada para el consumo diario de este té. Sin embargo, se recomienda la ingesta de solo una taza al día para reforzar el sistema inmunitario. Una cantidad superior podría sobrecargar el organismo y originar contraiindicaciones.

Puedes también tomarlo ocasionalmente, solo cuando lo necesites. Por ejemplo, si tienes algún dolor muscular o náuseas.

Contraindicaciones

curcuma y jengibre contraindicaciones
Crédito de la imagen: Unsplash

Comparativamente a su potencial beneficioso, el té de cúrcuma y jengibre presenta muy pocas contraindicaciones. Sin embargo, es importante que las conozcas para que no te hagas daño mientras intentas hacer lo mejor por tu cuerpo.

Alergias: aunque raras, es posible sufrir alergias a la cúrcuma o al jengibre. Estas se presentan normalmente bajo síntomas como nauseas, dolor de cabeza, mareos, hinchazón de la lengua, garganta y labios y irritaciones cutáneas.

Problemas gastrointestinales: la ingesta excesiva de este té puede originar problemas digestivos, incluso si este es uno de sus beneficios. La sobrecarga de nutrientes puede resultar en hinchazón, cólicas, flatulencia y dolor de estómago.

Ácido úrico: este té puede influir en los valores de ácido úrico en la sangre. Consumirlo podrá empeorar problemas en la vejiga o piedras en los riñones.

Interacción con otros medicamentos: como este té influye en los valores de la diabetes y presión sanguínea, no está recomendada su ingesta si ya tomas medicación con esta intención.

Consejo extra

El té de cúrcuma y jengibre es una forma natural de lograr un cuerpo más sano y forzar nuestras propias defensas contra las enfermedades. Además, es muy gustoso y está perfecto para calentar cuerpos y corazones en los días más fríos.

Sin embargo, por la forma como influye en procesos fundamentales del cuerpo, en especial los niveles de glucosa y la presión sanguínea, se recomienda que consultes siempre con un médico antes de agregar este té a tu dieta.

Conoce otras propiedades de la cúrcuma y del jengibre en el video a continuación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *