in

Cómo conservar limones frescos por más tiempo

Conoce cuál es la mejor manera de preservar las propiedades de este versátil fruto

conservar limones frescos
Crédito de la imagen: Pxhere 

Siempre es una pena que un limón se dañe. Llegan brillantes y fuertes, impregnándolo todo con su aroma, pero a los días comienzan a perder color, suavidad y acidez. Es muy triste. Siempre que un limón se daña, un trago queda huérfano en algún lugar. Una preparación con miel no podrá aliviar un catarro y miles de otros despropósitos. Para evitar tanto sufrimiento inútil, aquí se explica cómo conservar limones frescos.

Pero antes, unas recetas para hacer mousse de limón.

La mejor manera de conservar limones frescos

conservar limones frescos frescos
Crédito de la imagen: Daily Health Post

De acuerdo a un experimento llevado a cabo en Cook’s Illustrated, es posible conservar limones frescos hasta por 1 mes. Con ciertos cuidados, el fruto puede preservar casi intacta su apariencia, aroma, sabor y consistencia durante este tiempo.

Para el experimento, se almacenaron limones a temperatura ambiente y en la nevera de 3 maneras distintas. Un grupo fue puesto en un contenedor sin tapa. Otro, dentro de una bolsa de congelación y un tercero, dentro de una bolsa de congelación con ¼ de taza de agua. Para medir la pérdida de humedad, el peso de los limones fue registrado antes, durante y hacia el final del experimento.

Los resultados no dejaron lugar a dudas. Todos los limones almacenados a temperatura ambiente se endurecieron en una semana. De los almacenados en la nevera, los que primero perdieron humedad fueron los guardados en un contenedor sin tapa. Por otro lado, los limones en bolsas de congelación solo comenzaron a perder humedad a partir de la cuarta semana. El agua no ofreció ningún beneficio adicional para la conservación de los limones.

De aquí se desprende que la mejor manera de conservar limones es meterlos en bolsas de congelación selladas dentro de le nevera. La elección de los limones también es importante. Prefiere los de piel suave sobre los de consistencia muy dura. Lávalos y sécalos bien antes de guardarlos y no metas muchos en cada bolsa. Evita ponerles peso encima y recuerda consumirlos durante las primeras 4 semanas.

Aquí puedes aprender a fabricar aceite esencial de limón y conocer sus propiedades.

Otros consejos para conservar limones frescos

A continuación, se presentan algunos consejos para conservar por más tiempo el jugo y la ralladura del limón. De la misma manera, se explica cómo extender la vida útil de los limones cortados y rebanados.

Conservar jugo de limón fresco

conservar limones frescos jugo
Crédito de la imagen: The Harvest Kitchen

Si a tus manos llegan demasiados limones, puedes extraerles el jugo para utilizarlo luego. Basta con exprimir los frutos y congelar el jugo utilizando hieleras. Los cubos deben ser luego almacenados en bolsas de congelación. De esta forma, puedes tener jugo de limón siempre disponible para preparar bebidas, cocinar y hornear ricos postres.

Conservar mitades de limón

conservar limones frescos cortados
Crédito de la imagen: Wikihow

Si solo usaste medio limón, no tienes que resignarte a acompañar la lenta muerte de la otra mitad en la nevera. Para conservar limones cortados, reduce la pérdida de agua y evita que el aire oxide la cara expuesta. Para lograrlo, basta con ponerlos boca abajo sobre un plato en la nevera. Más efectivo resulta emplear una bolsa de congelación a la que se le extraiga el aire sumergiéndola en agua.

Conservar rodajas de limón

conservar limones frescos rodajas
Crédito de la imagen: Citrus Ricus

Si los limones fueron rebanados y hay que extender la vida de las rodajas, puedes simplemente congelarlas para utilizarlas luego. Esto puede ser de utilidad en coctelería y en la preparación de diversos platos. Basta con colocar las rodajas bien separadas en una bandeja y congelarlas. Luego pueden ser almacenadas en una bolsa de congelación para ahorrar espacio.

Conservar ralladura de limón

conservar limones frescos ralladura
Crédito de la imagen: Port and Fin

La ralladura del limón puede guardarse por un par de días en un recipiente hermético. Pasado este tiempo, deja de ser segura por la proliferación de bacterias. Sin embargo, la ralladura congelada es capaz de resistir largos meses. Para hacerlo, basta con emplear una cuchara y formar pequeños montones de ralladura sobre una bandeja. Congelarla y luego almacenar la ralladura en una bolsa de congelación para ahorrar espacio.

Aquí puedes conocer unos increíbles beneficios del agua con limón para la salud.

Para terminar, no dejes de ver en el siguiente video una deliciosa receta mexicana con limón. Se trata del tradicional pastel de limón y queso crema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *