in

“El Cóndor pasa”: El poder de la música en nuestra salud

La música genera efectos positivos en quienes la escuchan. ¡Descubra cuáles son y haga la prueba usted mismo!

Desde los tiempos antiguos, la música no solo ha jugado un importante papel, sino que ha gozado de una gran valoración estética y espiritual en el marco de las sociedades. En cambio, las artes plásticas no gozaron de tal reconocimiento intelectual hasta el Renacimiento.

En efecto, los griegos creían que Mnemosine había engendrado del dios Zeus a 9 musas inspiradoras y protectoras de las artes. Una de ellas era Euterpe, protectora de la música. Para Platón, la música y la poesía eran las únicas artes que no debían ser desterradas de la República ideal, pues creía que ayudaban a inspirar valor a los guerreros.

En la Edad Media, la música formaba parte del programa de estudio llamado “artes liberales”, que además incluía matemática, geometría, filosofía, oratoria, retórica.

¿Pero qué clase de poder tiene la música para que no haya habido pueblo ni élite intelectual capaz de sustraerse a sus seducciones? Pues muy simple… y complejo a la vez.

Hoy en día, se sabe bien que la música genera efectos positivos en quienes la escuchan. De ahí que exista una corriente de sanación, científicamente fundada, llamada Musicoterapia.

Efectos de la música en el organismo:

  • Regula los niveles hormonales asociados al estrés, por lo que alivia la ansiedad y estimula la alegría.
  • Fomenta la creatividad y es capaz de crear recuerdos.
  • Facilita el aprendizaje.
  • Acelera los procesos de sanación y ayuda a disminuir los efectos del Alzheimer, el Parkinson, el síndrome de Tourette y el autismo.

El cóndor pasa

Algunas piezas nos conectan mejor a estados de estimulación positiva y descanso emocional. Aquí les dejamos un vídeo con una extraordinaria pieza peruana, conocida por todos como “El cóndor pasa”. Fue creada por Daniel Robles, quien a su vez se inspiró en la tradición musical peruana. Aquí le presentamos una versión en la extraordinaria voz de Plácido Domingo. ¡Déjese llevar por sus sensaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *