in

No sólo los platos deben ser lavados diariamente, estas siete cosas no deben quedar para después

Quizás parezca un poco exagerado decir que debemos limpiar ciertas cosas todos los días, pero la verdad debemos hacerlo para evitar momentos desagradable después.

A continuación, le presentamos una lista de siete cosas que deben ser limpiadas diariamente, verá que al hacerlo habrá una gran diferencia en su casa. Si usted no está acostumbrada a eso no se preocupe, hágalo de forma frecuente y poco a poco logrará adaptarse.

  • Las esquinas de la cocina:

Imagine todo los desperdicios que se van acumulando en las esquinas de su cocina: restos de alimentos, suciedad, aceite y grasa. Lo ideal es que todos los días usted pase un paño limpio con productos desinfectantes y desengrasantes. Después de limpiar lave los paños. Como consejo adicional, sepa que es mejor tener un paño diferente para limpiar cada área de su casa.

  • Lavaplatos:

Muchas personas piensan que después de lavarse las manos o de lavar los platos en el lavaplatos de alguna forma también están lavándolo a él, pero la verdad es todo lo contrario. Allí quedan los restos de infinidad de bacterias que engrasan las paredes. Si usted realmente se preocupa por la limpieza, utilice una esponja especial para limpiar, además de detergente y agua tibia.

  • Servilleta de tela:

Aunque parezca estar limpio, si usted lo utiliza todos los días debe saber que en ella se acumula una gran cantidad de bacterias. Es mejor que tenga unas cuatro servilletas de tela para cambiar cada dos días.

  • Las paredes detrás del grifo de agua:

Lo ideal es pasar un cepillo diariamente por las paredes para posteriormente secarlas muy bien con un paño.

  • Los platos sucios:

Los restos de salsa, grasa y migajas de pan pueden atraer insectos, además de fijar la grasa en los platos, de tal forma que queden más difícil de limpiar. Si usted no puede lavar los platos inmediatamente después de comer, deje todo en remojo y lave horas después. Así además evitará tener aquella horrible montaña de platos que se reproducen si usted no los lava de inmediato.

  • La cafetera:

Si es amante del café y utiliza la cafetera todos los días, le recordamos que el calor atrae las bacterias y que si usted deja la cafetera sucia puede surgir moho. Lave las partes fáciles de remover todos los días.

  • El piso de la cocina:

Si usted hace almuerzo o cena sabe muy bien que siempre puede salir harina o aceite volando. Al terminar la tarea basta con pasar la escoba o un paño limpio y húmedo por las zonas sucias. Le recomendamos diariamente tener un balde con agua limpia y jabón listo para ello.

Sí, es cierto que realizar todas estar tareas de forma automática y habitual lleva un poco de tiempo y esfuerzo, pero la recompensa es mucho mayor, todos adoramos vivir en una casa limpia y libre de suciedad.

Lo invitamos a ver el siguiente video, del famoso programa que nos muestra los extremos de la limpieza, donde un limpiador compulsivo va a la casa de uno sucio para limpiarla. Y nos demuestra que todos los extremos son malos:

Si le pareció interesante el artículo, le agradeceríamos lo compartiera con sus amigos y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *