in

4 Causas de los ojos rojos

Los ojos rojos pueden indicar una irritación pasajera o un problema de salud de mayor gravedad

Causas de los ojos rojos
Crédito de la imagen: Flickr

La inflamación de los vasos sanguíneos localizados entre la conjuntiva y la esclerótica es lo que se denomina ojos rojos. Tiene diversas causas y, por eso, es una afección bastante común. Además del engrosamiento de los vasos, se manifiesta con irritación, picazón, secreciones y ardor. Aquí se tratan las más comunes de entre las causas de los ojos rojos.

¿Cuáles son las causas de los ojos rojos?

El enrojecimiento de los ojos puede deberse a muchas y muy diversas causas. Se encuentran primero los factores ambientales, que incluyen contaminación, falta de humedad en el aire y alérgenos, entre otros. También están los hábitos como dormir poco, beber alcohol y fumar tabaco o marihuana. Además, entre las causas de los ojos rojos está el uso de dispositivos electrónicos, la llamada fatiga ocular digital.

Otros motivos tienen que ver con trastornos o enfermedades de la vista, como las siguientes.

Conjuntivitis

Causas de los ojos rojos conjuntivitis
Crédito de la imagen: Commons Wikimedia

Se trata de una inflamación de la conjuntiva, que es la membrana traslúcida que recubre la esclerótica o globo blanco del ojo. A pesar de ser transparente, la conjuntiva está llena de vasos sanguíneos que por causas diversas pueden dilatarse y hacerse visibles. La conjuntivitis puede ser viral, alérgica y bacteriana, según su causa.

Conoce aquí unos remedios caseros para la conjuntivitis.

Ojos secos

Causas de los ojos rojos secos
Crédito de la imagen: On salus

Este síndrome es la consecuencia de una lubricación insuficiente por la falta de lágrimas o porque éstas no pueden cumplir su función. Para que la película lagrimal mantenga húmedo el ojo, necesita una combinación de componentes lípidos, mucosos y acuosos. Diversos trastornos pueden alterar la composición de las lágrimas y afectar sus funciones sobre los ojos.

Una de las maneras de evitar los ojos secos es llorando. Descubre por qué llorar es bueno para el organismo.

Glaucoma

glaucoma
Crédito de la imagen: I-ygeia

Esta condición es también una de las causas de los ojos rojos. Se trata de un conjunto de trastornos vinculados a la presión intraocular que afectan el nervio óptico y pueden provocar ceguera parcial o total. No tiene manifestaciones tempranas y suele ser diagnosticada tarde, cuando ya ha causado algún nivel de daño sobre el nervio.

Puedes descubrir aquí cómo prevenir y tratar el glaucoma.

Úlcera corneal

Causas de los ojos rojos ulcera
Crédito de la imagen: Mencegahpenyakitglaukoma

Cualquier lesión sobre la córnea recibe el nombre de úlcera corneal. Puede ser ocasionada por un traumatismo y por la acción de hongos y parásitos. También por una manipulación inadecuada de los lentes de contacto, quemaduras y abrasiones. Dependiendo de la gravedad de la lesión, la úlcera puede ser tratada con resultados variables.

Otras causas de los ojos rojos incluyen infecciones micóticas, uveítis, uso de lentillas y hemorragias subconjuntivales.

Cómo tratar los ojos rojos

Dado que las causas de los ojos rojos son tan variadas, los tratamientos son también diversos y dependerán, además, del grado de desarrollo de la condición. En cualquiera de los casos, se desaconseja el uso de colirios o gotas con vasoconstrictores. El empleo prolongado o crónico de estos fármacos puede ocasionar daño permanente en los vasos sanguíneos.

¿Cuándo buscar un médico?

oftalmologo
Crédito de la imagen: Oftalmologo-online

Ante cualquier anomalía en la visión debes consultar un médico. Si el enrojecimiento de los ojos tiene una causa ambiental, debe empezar a normalizarse tan pronto desaparezca el estímulo. En caso de que persista, visita a un oftalmólogo. Si sientes dolor, sensibilidad a la luz o visión borrosa, busca de inmediato atención médica.

Puedes aprender aquí cómo fortalecer los ojos con estos ejercicios.

Para saber más sobre la conjuntivitis y su tratamiento, no dejes de ver al Dr. Bueno en el video, a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *