in

Aceite de almendras dulces: propiedades y usos

Este producto tiene diversas aplicaciones con fines médicos y estéticos

aceite de almendras dulces
Crédito de la imagen: Pixabay

El aceite de almendras dulces es un aderezo que tiene múltiples usos tanto en la salud como en la estética. Se elabora a partir del fruto del almendro, de ahí su tonalidad amarillenta, y tiene un aroma tirando a dulzón. Tiene propiedades nutritivas y calmantes.

Propiedades del aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces es sobre todo utilizado en el campo de la belleza por sus propiedades que estimulan la salud de la piel. Sin embargo, sus propiedades son amplias y pueden producir beneficios en otros casos también.

  • Efecto antiinflamatorio cuando consumido o aplicado tópicamente.
  • Contenido interesante de antioxidantes.
  • Anti hepatotóxico: ayuda el hígado a eliminar las toxinas.
  • Emoliente: crea una capa protectora sobre la piel para permitir su hidratación desde dentro.
  • Relaja los músculos: cuando aplicado en un masaje ayuda a relajar los músculos y la remover la tensión.
  • Cicatrizante: apoya una cicatrización más rápida.

Usos

El aceite de almendras dulces es un clásico para hidratar y proteger la piel, pero sus beneficios para el pelo y para la salud tampoco pueden ser ignorados.

Para la piel

Para la piel aceite de almendras dulces
Crédito de la imagen: Unsplash

Sin lugar a dudas la piel es la gran beneficiada de este producto. Es ideal para quitar el maquillaje en todo el rostro, hasta en las zonas más sensibles como es el contorno de los ojos.

Hidrata, nutre y al ser antioxidante previene la aparición de arrugas y el envejecimiento. También es eficaz para evitar y atenuar las manchas en el rostro. Como es hipoalergénico reduce el picor y no irrita la dermis.

Es un producto que penetra de forma fácil en los poros y los folículos, por lo que remueve la suciedad y los residuos de la piel eficazmente.

Para el cabello

aceite de almendras dulces para el cabello
Crédito de la imagen: Pixabay

Este aceite es perfecto para prevenir la caída acelerada del pelo porque fortalece las raíces de la melena gracias a su aporte en calcio, zinc y magnesio. Se recomienda aplicar a una temperatura un poco alta en el cuero cabelludo, frotar suavemente y dejar actuar toda la noche.

Para las afecciones cutáneas

aceite de almendras dulces afecciones cutaneas
Crédito de la imagen: Pixnio

Las propiedades de este aceite llegan también a la salud. Es un potente remedio casero para combatir el acné, las erupciones, la psoriasis y los eczemas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que se puede usar sin problemas en pieles sensibles porque la posibilidad que genere alguna reacción alérgica es muy reducida. Se suele incluso recomendar su aplicación en los bebés que padecen irritaciones de forma frecuente por el roce de los pañales.

¿Es comestible?

aceite de almendras dulces comestible
Crédito de la imagen: Pxhere

El aceite de almendras dulces es comestible y puede incluso ser utilizado para cocinar. Sin embargo, su uso en la cocina no es usual por su furte gusto dulzado que influye en el sabor de los preparados.

Pero si te gusta su aroma puedes consumirlo sin problemas. De hecho, su ingesta es recomendable en varios casos.

Es un potente laxante para combatir de forma natural el estreñimiento, reduce la inflamación digestiva y es un remedio casero para aliviar la tos y estimular la expectoración.

Cómo hacer aceite de almendras dulces casero

aceite de almendras dulces
Crédito de la imagen: Pixabay

Para elaborar un aceite de almendras dulces casero es necesario tener disponible una licuadora para mezclar los distintos ingredientes.

Ingredientes

  • 2 tazas de almendras sin tostar;
  • 1 a 2 cucharadas pequeñas de aceite de oliva.

Modo de preparación

1. Colocar las almendras secas y frescas en la licuadora.

2. Licuarlas primero a velocidad baja e intentar que no se acumulen. En ese caso, se debe parar y esparcirlas de vuelta antes de volver a poner el aparato en funcionamiento.

3. Cuando ya estén más trozadas las almendras, aumentar la velocidad de licuado.

4. Agregar el aceite de oliva cuando las almendras estén completamente licuadas.

5. Guardar el producto resultante a temperatura ambiente durante alrededor de 2 semanas.

6. Pasado ese tiempo, drenar el aceite y filtrar las almendras para separarlas del aceite.

Consejo final

Este aceite suele ser perfectamente seguro, tanto cuando es consumido como cuando es aplicado tópicamente. Sin embargo, lo mejor es consultar con un dermatólogo para evaluar si es segura su utilización en tu caso particular. Recuerda que los datos de este artículo son informativos y no sustituyen ningún tratamiento médico ni consulta con un doctor.

Por cierto, este aceite no sirve solo para ayudar a hacer crecer el cabello. También es muy bueno para incentivar el cuidado de las pestañas y las cejas. En este vídeo lo explican:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *