in

4 formas de ablandar la plastilina y alargar su vida útil

Mantener la humedad de la plastilina hará que sea más elástica durante más tiempo

ablandar la plastilina
Crédito de la imagen: Pixabay

Bastan algunas horas de contacto con el aire para que la plastilina se endurezca. Fuera de su envase pierde elasticidad, se hace rígida, se cuartea y finalmente se fractura. Si esto ocurre hay maneras de ablandar la plastilina, a continuación algunas de ellas.

4 formas de ablandar la plastilina

La plastilina puede ser ablandada un número limitado de veces. Mientras más rápido se seque más cerca estará del límite cuando deba ser reemplazada. Con estas 4 formas de ablandar la plastilina la vida útil de este material se alarga considerablemente.

Ablandar la plastilina amasando

Basta con poner le plastilina endurecida dentro de un envase y agregar un poco de agua. Luego amasar vigorosamente incorporando todos los pedazos secos que hayan podido desprenderse. Seguir amasando hasta conseguir una mezcla con textura uniforme. Si es preciso añada más agua y siga amasando hasta que la masa haya adquirido nuevamente una consistencia flexible y maleable.

Ablandar la plastilina con una toalla húmeda

Esta manera permite que la plastilina se humedezca de forma lenta y más completa. Solo reúna la plastilina endurecida en una bola tan compacta como se lo permita el material. Cubra esta bola con una toalla de papel humedecida. Meta la plastilina cubierta en un envase hermético que impida que el agua se evapore. Deje reposar por uno o dos días y retírela, debe estar suave y blanda.

Ablandar la plastilina con una bolsa

Pique y rompa en pedacitos la plastilina endurecida, así se humedecerá más rápido cuando entre en contacto con el agua. Introduzca los fragmentos de plastilina dura dentro de una bolsa plástica. Puede tratarse de una bolsa normal pero es mejor si tiene cierre hermético. Añada un poco de agua y cierre la bolsa plástica. Deje que la plastilina se rehidrate durante una noche, al día siguiente se habrá ablandado.

Ablandar la plastilina con una caja de luz

La última de las técnicas involucra calor en lugar de agua. El aumento de la temperatura hará que la plastilina endurecida gane elasticidad. Para lograrlo basta fabricar una sencilla caja de luz con una lámpara. Tome una caja de cartón y corte en su tapa o parte superior un círculo del diámetro de la lámpara. Forre el interior de la caja con papel de aluminio para reflejar la luz. Coloque pedazos de plastilina dura en la caja y ciérrela con la lámpara encendida. Con 15 minutos en esta caja de luz la plastilina volverá a ser blanda y podrá utilizarse nuevamente.

Consejo Final: Mantenga blanda la plastilina

Para que la plastilina sea blanda debe conservar agua en su interior. Si está en contacto con el aire pierde continuamente humedad y va secándose. Para preservar esta humedad la plastilina debe mantenerse en envases herméticos, que impidan la evaporación del agua. Los envases para guardar comida son ideales para conservar la plastilina.

Puede aprovechar estos momentos para divertirse con los niños de la casa, sea ablandando la plastilina, haciendo plastilina casera o endureciendo creaciones de plastilina de por vida.

Para aprender una manera de ablandar plastilina que involucra crema para las manos, vea el siguiente video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *