in

Endurecer la plastilina: 3 técnicas para secarla y sellarla

Preservar figuras de plastilina es posible con alguna de las siguientes técnicas

endurecer la plastilina
Crédito de la imagen: Pixabay

Endurecer la plastilina comercial o plastilina casera es la única manera de conservar en el tiempo un objeto moldeado en este material. Ya sea práctico o decorativo, una escultura o la figura de un niño, para evitar que un objeto de plastilina se deforme y pueda durar años es necesario someterlo a un proceso de endurecimiento.

3 Técnicas para endurecer la plastilina

Si no quiere perder una figura moldeada en plastilina deberá endurecerla. A continuación tres técnicas efectivas para endurecer la plastilina y hacer que dure años.

Endurecer la plastilina con aire

Este primer método consiste en reducir la humedad de la plastilina para que pierda elasticidad y se endurezca. La figura de plastilina debe ser envuelta en papel encerado. Cuando haya pasado suficiente tiempo la figura estará dura.

En este momento la figura debe ser transferida a una rejilla de secado. Si hay suficiente ventilación la figura debe estar completamente dura al término de 24 en estas condiciones.

Endurecer la plastilina con calor

El calor hace que la plastilina se seque, pierda elasticidad y gane rigidez. Para endurecer la plastilina usando calor basta con colocar las figuras en una bandeja sin engrasar y meterlas a un horno precalentado.

Hornear las figuras por unos 30 minutos hará que se endurezcan. Cuando haya pasado este tiempo apague el horno y deje las figuras dentro hasta que se enfríe. Si excede la media hora puede ser que la plastilina se agriete. Coloque las figuras en una rejilla de secado durante una noche. Al día siguiente se habrán endurecido.

Endurecer la plastilina con productos sellantes

Otra forma de endurecer la plastilina es usando una combinación de productos que la sellen. El primero es cola blanca y puede aplicarse con pincel, hágalo en capas finas. Cuidando de no dejar burbujas ni exceso de cola.

Cuando la cola se haya secado completamente debe aplicarse una capa de silicona líquida. Para esparcirla puede usarse un palillo o mondadientes. Hay que tomar en cuenta que la silicona se seca en un minuto, por lo que conviene aplicar un punto y esparcirlo antes de aplicar el segundo.

Cuando la silicona se haya secado hay que aplicar dos nuevas capas de cola blanca, siguiendo el procedimiento anterior. Una vez que la segunda capa se haya secado bastará con rociar la figura con un barniz o laca selladora en aerosol. Este barniz debe ser rociado a unos 20 cm. de la figura, cuidando de cubrirla de manera uniforme y evitando los excesos.

El próximo paso es aplicar con pincel una capa de acrílico transparente, un producto que suele venderse en tiendas de manualidades y arte. El acrílico formará una película rígida cuando esté seco.

Finalmente una nueva capa de barniz en aerosol le dará el toque final a la figura de plastilina que, si es mantenida en lugares secos a temperaturas estables, durará muchos años.

Si quiere ver el proceso para endurecer la plastilina no se pierda el siguiente video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *