in

Las últimas 7 palabras de Jesús y su significado

Antes de morir, Jesús legó al mundo palabras inolvidables

Antes de morir, Jesús legó al mundo palabras inolvidables, que como nunca, mostrarían la coherencia total de sus acciones y comportamiento respecto de todo lo predicado. Conozca cuáles fueron estas últimas palabras, y el significado que tiene para nosotros:

Padre Perdónalos porque no saben lo que hacen. Lucas 23, 34

Jesús nos enseñó a orar por nuestros enemigos, pues para él, orar por los amigos no tiene mérito. Además, esto lo refuerza cuando nos enseña la oración del Padre Nuestro, en Mateo 6, 12. En el momento de su pasión, Jesús, mientras sufre de una muerte tortuosa, ora por sus enemigos y pide perdón para ellos. Ahora reflexione: ¿ha sabido usted perdonar a sus enemigos?

Hoy estarás conmigo en el paraíso. Lucas 23, 43

Lo conocemos como el ladrón bueno. Fue ese ladrón que en a cruz reconoció sus pecados y la dignidad de Jesús, a quien llamó Señor, según este evangelio. Él suplica la vida eterna ante Jesús, y no solo abre su corazón, sino que se inclina ante el corazón de Dios. ¿Es así nuestro corazón de confiado respecto de Dios? ¿Nos ponemos en sus manos, reconocemos nuestros pecados y nos entregamos a él?

Dijo a su madre: “Mujer, he ahí tu hijo”. Entonces dijo al discípulo: “He ahí tu madre”. Juan 19, 26-27

Hasta en el último momento Jesús invierte todas sus energías en velar por los demás, y sobre todo, dirigir su último aliento de conciencia y vida hacia su madre, que de pie frente a la cruz, quedaba sola en este mundo. Jesús, en un acto de bondad infinita, le encomienda el cuidado de la madre a Juan, así como el cuidado de Juan a la madre. Hasta el último momento, Jesús no pensó en sí, sino en los demás. ¿Es nuestro amor tan fuerte que podemos dejar de lado nuestros males por acudir a los demás?

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Mateo 27, 46

Hasta en la circunstancia más oscura, más terrible, más dolorosa que Jesús pudo vivir, mantuvo viva su relación con el Padre, aun cuando fuera para preguntarle por su silencio, para manifestarle su dolor. Para Jesús, la relación con el Padre es todo, la relación con el Padre es lo que lo mantiene con vida. Por eso, Jesús, incluso desde la inquietud, no vacila en saber que su Padre está con él, aunque deba guardar silencio. Nunca duda de él. ¿Cómo llevamos nuestra relación con Dios cuando estamos afectados por las cosas que nos ocurren? ¿Acaso dejamos de hablarle? Si es así, quizá usted deba detenerse a reflexionar en ello.

Tengo sed. Juan 19, 28

El Agua Viva clamando que tiene sed. ¡Qué sencillez! Como un ser humano, Jesús fue un ser de necesidades. Se dispuso a vivir como uno de nosotros hasta el último momento. Así lo manifiesta. Y así se hizo para nosotros fuente de agua viva para siempre.

Todo está consumado. Juan 19, 30

Con estas palabras, Jesús declara que todo se ha cumplido para poder dar vida. En él se ha cumplido la voluntad de Dios: que Jesús se hiciera nuestro Hermano mayor, y mediante su fraternidad nos introdujera en la relación filial con el Padre, esa relación de hijos adoptivos con el Padre Dios que nos dará la liberación y la vida eterna. La experiencia de su pasión y muerte fue el testimonio de la relación salvífica con Dios. De la conciencia y la relación de hijos surge el amor salvador. ¿Estamos dispuestos a que ese pasar de ser criaturas a hijo se consume en nosotros? ¿Confiamos realmente en el amor de Dios como fuente de nuestra felicidad y salvación?

En tus manos encomiendo mi espíritu. Lucas 23,46

Su último aliento es la plenitud de la experiencia espiritual: abandonarse en las manos del Padre. Jesús se entrega esta vez totalmente a su Padre, en cuerpo y alma, a la espera de ser glorificado. Jesús, después de haber sentido el dolor del silencio del Padre, sigue confiando en él, y se entrega completamente. ¿Somos acaso capaces de dejarnos en las manos de Dios? ¿Confiamos en él y su palabra realmente y le dejamos a él tener el control sobre nuestra vida?

Pero además, así Jesús entrega el don de la paz.

Quizá muchos necesiten hoy  de una palabra de vida y esperanza, una palabra que le brinde la luz suficiente para iluminar el camino difícil por el que a traviesa. Por ello, ayúdenos a compartir estas reflexiones. Lleguemos al corazón de más personas.

Mire las 7 palabras de Jesús aquí:

¿Qué piensas?

554 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *