in

Receta de sopa de tomate con picatostes de queso asado

Este plato contiene 3 veces más proteínas si se hace casero que si se compra

sopa de tomates con picatostes de queso asado
Crédito de la imagen: Pxhere

Existen muchísimas maneras de cocinar una sopa. Es uno de los platos que permite experimentar e incluir diversos ingredientes, aunque sean muy diferentes en sabores. Todo y que es una comida que se asocia al invierno, se puede comer en cualquier momento del año. A seguir, se expone la receta de la deliciosa sopa de tomate con picatostes de queso asado.

Pero primero, aprende a hacer una sopa sin gluten ni lactosa.

Sopa de tomate con picatostes de queso asado

sopa
Crédito de la imagen: External.fopo

Innova en la cocina y prepara una sopa de tomate con picatostes de queso asado. Éste último producto es el ingrediente estrella que le da el toque mágico a este plato. Además, al ser casera, contiene hasta  3 veces más proteínas que las que se compran ya hechas en los supermercados.

La receta que se presenta, a continuación, es para 4 personas.

Ingredientes

  • Tomates: 6 unidades;
  • Aceite de oliva: 1 cucharada;
  • Cebolla troceada: 1 y ½ taza;
  • Ajo: 2 dientes;
  • Caldo de pollo sin sal: 2 tazas;
  • Sal: 1 cucharadita;
  • Queso Cheddar rallado: ⅓ taza;
  • Pan integral: 4 rebanadas;
  • Albahaca picada: ¾ taza;
  • Pimienta negra molida: ¼ cucharadita;
  • Crema de queso: 60 gramos.

Modo de preparación:

1. Primero, coloca los tomates en una bandeja de horno cortados hacia abajo. No te olvides de forrar la pasadera con papel de aluminio.

2. Hornéalos durante 5 minutos o hasta que la piel comience a estar ennegrecida. Recuerda que es importante colocar la fuente en la rejilla superior y que el horno esté precalentado.

3. Después, retira la piel de los tomates y tírala.

4. En una olla, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto. Luego, cuando esté caliente, adiciona la cebolla picadita y saltéala durante 3 minutos.

5. Añade después el ajo y dóralo por 1 minuto. A continuación, incorpora los tomates y cuece todo por 2 minutos más.

6. Agrega el caldo de pollo, la pimienta y la sal para que se hiervan. No te olvides de colocar también la albahaca y el queso de crema y remover todos los ingredientes.

7. Cuando la salsa agarre consistencia, apaga el fuego y con cuidado de no quemarte, viértela en la licuadora. Tritura todos los ingredientes para hasta que queden del espesor de una sopa. Es recomendable que cubras la tapa con un repasador para que no salpique por todos lados.

8. Sirve la sopa en los platos y no te olvides de adicionar los picatostes.

Cabe la posibilidad de que los compres hechos o de los que los elabores tú. Si te decides por la segunda opción, haz sándwiches con el queso Cheddar y ásalos durante 30 segundos de cada lado. Posteriormente, corta el emparedado en cuadraditos para darle el aspecto de los picatostes.

Conoce aquí la receta de la sopa de cebolla.

Por último, puedes descubrir otra manera de hacer picatostes en el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *