in

¿Qué propiedades tienen las semillas de sésamo?

Las semillas de sésamos regulan el nivel de colesterol

semillas de sesamo
Crédito de la imagen: Pxhere

Las semillas de sésamo o ajonjolí proceden de África y de la India. Éstas se dieron a conocer en América gracias a que los esclavos africanos las trasladaron desde su continente originario.

En la actualidad, las semillas de sésamo se consumen mucho dado que, debido a su sabor y versatilidad, pueden acompañar a una infinidad de comidas, además de contener diversas ventajas para la salud.

Propiedades nutricionales de las semillas de sésamo

Las pepitas de ajonjolí son un ingrediente que no puede faltar en tu despensa. Conoce a seguir las cualidades que poseen para acabar de convencerte.

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono se ven representados en el alto porcentaje de fibra que presentan las semillas de sésamo.

Ácidos grasos esenciales

En las pepitas de ajonjolí  también están presentes los ácidos grasos esenciales dado que tienen Omega 3 y Omega 6.

Proteínas

Otra de las propiedades de este alimento es su contenido en proteínas, especialmente si se acompaña con cereales o legumbres, dado que dan como resultado un elevado valor biológico.

Minerales

Las semillas de ajonjolí poseen practicamente el doble de calcio que tiene la leche. Asimismo, contiene otros minerales como son el zinc, el magnesio, el potasio o el fósforo.

Por otro lado, a diferencia de los lácteos, su ingesta no conlleva la imbibición de antibióticos u hormonas como ocurre con los productos derivados de la leche.

Vitaminas

La vitamina E, así como la B1, B3, B6 y el ácido fólico también están presentes en las semillas de sésamo.

Beneficios de las pepitas de ajonjolí

Ahora que ya conoces los atributos de las semillas de sésamo, debes saber cómo repercuten dichas características en tu cuerpo.

Mejoran la flora intestinal

Gracias a los hidratos de carbono, las funciones intestinales del organismo funcionan correctamente al poder eliminar todos los desechos del mismo.

Mantienen la piel en buen estado

semillas de sesamo propiedades
Crédito de la imagen: Pxhere

Las vitaminas presentes en las pepitas de ajonjolí ayudan a que la piel y los tejidos se conserven en buen estado, y como consecuencia el corazón y los músculos trabajen adecuadamente.

Evitan enfermedades cardiovasculares

Las semillas de sésamos son cruciales en la lucha en contra de la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Disminuyen el colesterol

La lecitina, un ácido graso insaturado, es un elemento presente en las pepitas de ajonjolí, que permite rebajar los niveles de colesterol en el organismo al diluir las grasas y evitar que éstas se queden pegadas a las paredes de las arterias.

Producen colágeno y hemoglobina

Las semillas de sésamo producen hierro, es decir, un micromineral que posibilita el transporte de oxígeno y la fabricación de colágeno y hemoglobina. Si el organismo tiene falta de hierro, esta situación puede derivar en anemia ferropénica.

Protegen el hígado

Este alimento también cuida del hígado, evitando así la aparición de enfermedades como es el caso de la migraña.

Reducen los inconvenientes circulatorios

Si padeces de hemorroides o cualquier otro problema circulatorio, es aconsejable que consumas semillas de sésamo ya que éstas benefician la desaparición de dichas complicaciones.

Ayudan a combatir la depresión

Al contener aminoácidos triptífanos como la serotonina, las pepitas de ajonjolí permiten disminuir los ataques de ansiedad, estrés, depresión e insomnio que padecen las personas con problemas de autoestima y carencia energética.

Cómo consumir las semillas de sésamo

Las pepitas de ajonjolí ofrecen un amplio abanico a la hora de ingerirlas. Uno de los usos más comunes es en el pan de hamburguesa o en rosquillas.

Otra opción es esparcir una cucharada de semillas de sésamo molidas, ya sean blancas o negras, sobre una tostada junto con un chorro de miel o mermelada.

Igualmente, siempre y cuando estén tostadas, puedes verter una cucharadita de té en una infusión.

Las semillas de sésamo también se usan para fabricar aceite y consumirlas de dicha manera.

Otra manera de ingerir este alimento es en bocadillos o como sazón de cualquier plato de comida que desees. Si lo prefieres, puedes alternar el consumo de pepitas de ajonjolí con el de calabaza ya que esta última también posee diversas ventajas para la salud.

Consejo final:

Es preferible que tuestes y piques las semillas de sésamo antes de comerlas para que el cuerpo consiga metabolizarlas de manera adecuada. Esto permitirá que el organismo adquiera todas sus propiedades en vez de eliminar las pepitas enteras. Recuerda que en caso de duda, siempre debes contactar a tu médico para certificar que este alimento se adecua a tu organismo.

En el siguiente vídeo podrás ver qué cantidad de semillas de sésamo es recomendable que consumas por día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *