in

Cómo salvar a un bebé de un atragantamiento

Un hospital muestra cómo salvar a un bebé en a penas unos segundos

salvar a un bebé de un atragantamiento
Crédito de la imagen: Dicasonline

Los bebés siempre son adorables, lindos y divertidos. Aunque son tan pequeños, traen una alegría gigantesca. Así como las alegrías son muchas, también lo son las preocupaciones, después de todo, es un pequeño ser humano que no sabe cómo cuidarse. Una de las mayores pesadillas de los padres es no saber cómo reaccionar ante el bebé que se está ahogando, ya que esta situación puede tener un resultado desastroso si no sabes qué hacer.

Hospital muestra cómo salvar a un bebé de un atragantamiento

Crédito de la imagen: Dicasonline

Como muchos padres no saben qué hacer y entran en pánico, St. John Ambulance decidió mostrar la técnica para salvar a los pequeños en un video muy creativo. La institución, que proporciona información de primeros auxilios, señala en su video que el 40% de los padres han visto a su bebé ahogarse y el 80% no sabe cómo reaccionar en este momento. Lo que demuestra que el conocimiento es realmente necesario.

El primer paso a seguir cuando tu bebé se está ahogando es evaluar la situación. Mira si el bebé está tosiendo o jadeando. Si es así, no está en peligro inmediato ya que todavía puede respirar. No intentes mover el objeto, porque esto puede llevarlo a un lugar donde realmente bloquea la respiración. Ves lo más pronto posible a emergencias.

Pero, si el pequeño no puede dejar de toser o dejar de hacer cualquier ruido, llama a la emergencia y empieza la maniobra de salvamento. En ningún momento intentes retirar el objeto que bloquea las vías respiratorias, ya que esto puede empeorar la situación.

Si fuese necesario que interfieras físicamente para despejar las vías respiratorias del bebé, empieza dándole toques en la espalda. Antes, posiciona al pequeño tumbado de bruces en tu antebrazo, usando tus dedos para sostener la mandíbula del bebé en el lugar. Después, acerca tu antebrazo al muslo y usa el pecho de tu mano para dar cinco golpes firmes entre los omóplatos.

Crédito de la imagen: Dicasonline

Si el golpe en la espalda no es suficiente, realiza los impulsos torácicos. Para hacer esto, coloca al bebé en tu antebrazo de nuevo, pero ahora con la espalda apoyada y la parte posterior de la cabeza en la mano. Una vez hecho esto, pon dos o tres dedos en el centro del pecho del bebé y empuja hacia abajo hasta que se hunda unos 3.5 cm. Después, deja que el pecho regrese a su posición normal. Repite el movimiento 5 veces de manera delicada para no lastimarlo.

Crédito de la imagen: Dicasonline

A veces, una repetición de cada maniobra no es suficiente. Si es así, alterna los dos movimientos. Si el bebé queda inconsciente o se ahoga después de los procedimientos mientras esperas la ambulancia, mantén los movimientos del pecho y la espalda de forma alternada.

¿Qué piensas?

Escrito por Ainhoa Delgado

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comments

0 comments

berenjena adelgaza

¿La berenjena adelgaza o engorda? Descubre la verdad

Aceite de canela

Aceite de canela: beneficios y cómo hacerlo