in

Cómo perder el miedo a conducir: 10 métodos prácticos que te ayudarán

Descubre cómo dominar el volante y desarrolla el potencial para lidiar con calma en todas las situaciones

perder el miedo a conducir
Crédito de la imagen: Dicasonline

¿Ya te has imaginando situaciones catastróficas en el tráfico? Estos pensamientos entorpecen tu rendimiento y pueden generar accidentes. Por eso, conoce cómo perder el miedo a conducir con 10 técnicas muy simples.

10 Consejos para perder el miedo a conducir

Si quieres acabar con el miedo a conducir y poder transformar esa experiencia en algo placentero y beneficioso, estos consejos son perfectos para ti. Entonces, echa un vistazo a cada una de ellos e intenta aplicarlos en tu día a día.

1. Comienza por conducir en lugares poco transitados

Esta es la primera sugerencia para perder el miedo a conducir. Por lo tanto, coge el coche por la mañana y da vueltas fuera de las horas puntas para que te empieces a acostumbrar a la idea. Repitiendo esto todos los días por algún tiempo, comenzarás a sentirte más seguro y confiado.

2. Aumenta los trayectos para acostumbrarte a ellos

Después de algunos entrenamientos en calles vacías y tranquilas, puedes empezar a alargar las distancias. Comienza con una vuelta en la cuadra y, poco a poco, trata de ir cada vez más lejos para adaptarte a la idea.

3. Aprende la técnica del conductismo o el behaviorismo (positivismo)

perder el miedo a conducir
Crédito de la imagen: Dicasonline

Es muy importante que ganes confianza en ti. Y nada mejor que pensar en positivo siempre para ayudar en tu destreza. Conducir sí que puede ser placentero, divertido y un momento de relajación. Por supuesto, hay pequeñas complicaciones. Pero tú no te centrarás más en esto. Sólo en los puntos positivos.

4. Ten confianza en tus acciones 

Perder el miedo a conducir está proporcionalmente relacionado con ganar confianza al volante. Sé consciente que cuando conduces lo haces sólo tú, pero también debes pensar en el otro. Sé conductor y peatón.

Mantén la confianza en que eres capaz y sabes lo que está haciendo. Después de todo, ya tienes el carnet para hacerlo. Para evitar dudas, busca el trayecto que recorrerás, las calles donde debes girar y donde quieres llegar. Y si, por algún motivo te pierdes, recuesta el coche, para, usa el móvil y  busca nuevamente cuál es el recorrido que tienes que hacer.

5. Dile a tu copiloto que no te presione

Esta sugerencia es bastante valiosa, sobre todo para quien está empezando a conducir o tiene miedo. Avisa a la persona que pueda hacer de copiloto que no te presione ni te haga bromas. Si va a ayudarte en el camino, pídele que diga las indicaciones con anticipación. Por ejemplo, después del semáforo, hay que girar a la izquierda.

6. Concéntrate y hazlo mejor 

El perfeccionismo es una válvula de escape para algunas personas inseguras. Por lo tanto, si quieres hacer una conducción perfecta en poco tiempo, ya estás con la mentalidad equivocada.

En realidad, debes tener en cuenta que los errores pueden ocurrir. Como, por ejemplo, girar en una calle equivocada y tener que rehacer el trayecto. Sólo se necesita calma, paciencia y atención a los elementos externos: señales, otros conductores y peatones.

7. No te compares con otros conductores

perder el miedo a conducir
Crédito de la imagen: Dicasonline

No te compares con otros conductores, aunque estéis aprendiendo juntos. Esta mentalidad de la comparación hará que te presiones más y esto implicará miedo. Comparar tu rendimiento actual con el anterior es siempre el mejor método de análisis. Seguramente, notarás tu evolución y que, gradualmente, estás perdiendo el miedo a conducir.

8. Haz de copiloto con otros conductores para observarlos 

Observe la postura de otros conductores al volante para intentar entender diferentes técnicas de conducción. De esta forma, podrás encontrar una “estrategia” propia que puede ayudarte a perder el miedo de enfrentar al tráfico.

9. Mentaliza los puntos positivos de perder el miedo

Mentalízate los beneficios que traerá para ti, sobre todo en cuanto a la libertad, para que puedas realizar tus tareas cotidianas y también para el ocio.

10. Conduce en días que estés bien

Si todavía estás en el proceso de perder el miedo a conducir, nada de hacerlo en los días que has dormido poco, estás con migrañas, dolores o incluso indispuesto. Forzar la máquina puede hacer que la inseguridad aumente. Por tanto, Decántate por conducir cuando esté bien.

¿Te gustaron estos consejos? ¡Compártelos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *