in

¿Sabes cómo usar la olla a presión de forma segura?

Utilizar la olla a presión de manera correcta te evitará accidentes

ollla a presion
Crédito de la imagen: Pxhere

Una olla a presión te permite cocinar diversos alimentos a la vez en menos tiempo que una cazuela convencional. Además, el uso de este recipiente permite conservar todas las propiedades de los ingredientes, al mismo tiempo que los deja jugosos.

Por otra parte, en una olla a presión se puede elaborar todo tipo de alimentos, incluso unas tradicionales patatas fritas.

Aprender a emplear la olla a presión correctamente

Tener conocimiento sobre cómo utilizar una olla a presión de manera adecuada evitará que te queme o tengas algún que otro percance en la cocina. Sigue los siguientes pasos y podrás preparar tus alimentos de la forma adecuada.

1. La primera vez que vayas a usar la cacerola, antes incluso de colocar los alimentos, vierta 2 vasos de leche y deja que se hiervan para que así quede bien limpio el recipiente. Tras este paso, enjuágalo con detergente.

2. Limpia a fondo la goma en forma de aro que hay por la parte de adentro de la cazuela y déjala secar al aire libre.

3. Guarda la olla a presión en un armario donde puede entrar el aire. Es aconsejable que no cierres la cacerola con la tapa.

4. Cuando te dispongas a cocinar, para evitar que se malogren los alimentos, mantén siempre caldo en la cazuela. Éste deberá equivaler a los ¾ de la capacidad total.

5. Utiliza la tapa de la olla a presión tal y como viene escrito en las instrucciones del fabricante para que no se salga el líquido. Recuerda que cuando la válvula comience a silbar deberás reducir la potencia del fuego al mínimo.

6. Al término de la ebullición, deposita la olla a presión bajo la canilla para que se enfríe antes de abrirla. Primero retira la válvula para que el vapor salga, y acto seguido quita la tapa.

Esta técnica se debe emplear para casos extremos en los que tengas mucha urgencia, ya que la comida pierde consistencia. El otro procedimiento es retirar la cacerola del fuego y esperar a que, paulatinamente, vaya perdiendo calor, para después destaparla.

Consejos de seguridad para usar la olla a presión

Aprende cómo manejar tu olla a presión de manera segura  para evitar males mayores.

No llenes el recipiente

Colocar mucha comida hará que el caldo se desparrame por medio de las válvulas cuando empiece a hervir. Por tanto, usa, como máximo, 2/3 del espacio total del recipiente.

Mantén la válvula limpia

Asear la válvula de seguridad para que el vapor pueda salir sin ningún problema, evita quemaduras y beneficia que los alimentos se cocinen de manera correcta al poder tirar el vapor necesario.

Destapa la olla con precaución

Abre la cazuela, únicamente, cuando ésta esté fría. Es preferible que esperes entre 10 y 20 minutos para ello, así te asegurará que los alimentos no sufren un cambio brusco de temperatura que les pueda hacer perder nutrientes.

No emplees productos nocivos para limpiarla

Lavar la vasija con jabones neutros hará que el material no se dañe, ni que adquiera residuos que se puedan adherir a los alimentos y perjudicar tu salud.

Consejo final de seguridad:

No destapes la olla a presión bajo ningún concepto mientras que estés cocinando para no quemarte. Si tienes dudas de en qué momento puedes abrirla, espera a que el tapón vuelva a el punto de origen. Eso significará que todo el vapor y presión se han esfumado.

Por último, si te percatas que el vapor está siendo liberado por un orificio distinto al de la válvula de seguridad, apaga la cocina y aguarda a que el perol esté frío para destaparlo.

Mira el próximo vídeo donde el Chef Paco te ofrece un tutorial sobre el uso de la olla a presión rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *