in

Objetos de transición: qué son y cuál es la importancia para los bebés

El objeto de transición es muy importante para el bebé, dado que ayuda a calmarlo y tranquilizarlo

Objetos de transición
Crédito de la imagen: Dicasonline

Los objetos de transición son muy comunes en la primera fase de la infancia y también son muy importantes para el desarrollo emocional de un niño. Pueden ser un trapo, un juguete, una manta o incluso partes del cuerpo como el pelo, las orejas o los codos, y pueden durar mucho o poco tiempo. Todo depende solo de tu hijo.

¿Qué son los objetos de transición?

Crédito de la imagen: Dicasonline

Este término fue utilizado por primera vez en 1953 por el pediatra y psicoanalista inglés Donald Winnicott. Según este, en los primeros meses de vida, gracias al cuidado materno, el bebé imagina que él y su madre son la misma persona.

Con el pasar del tiempo, se da cuenta de su individualidad y entiende esa división. Además, descubre que su madre no siempre está presente para satisfacer sus necesidades, por lo que termina buscando un objeto que sea el apoyo que necesita en esta fase de transición, especialmente a la hora de dormir.

Puede ser cualquier cosa a la que el bebé se apegue desde el cuarto mes de vida. Normalmente, suele ser algo con lo que se siente acogedor y seguro. No es una regla que todos los niños la tengan, pero es muy habitual.

¿Cuál es su importancia?

Crédito de la imagen: Dicasonline

La intimidad con los objetos de transición al principio de la vida es importante porque a medida que el bebé crece, este artículo le recuerda la seguridad de los primeros meses con su madre, y lo ayuda a calmarse o incluso a ganar confianza para enfrentarse ciertas situaciones.

Otro punto a favor es que también puede ayudar al niño pequeño a dormir mejor en un día más ocupado. Para que funcione, al principio puedes intentar dejar el artículo cerca de tu bebé cuando estás amamantándolo o está despierto en tu regazo. Esto lo hará sentir más cómodo y creará apego.

En cuanto a la edad ideal para que el bebé deje el objeto, no existe. En general, el objeto será gradualmente remplazado por otros intereses, pero, como todo lo demás en la vida, el hábito requiere atención cuando es exagerado. Si después de los 5 años o el período de adaptación en la escuela, el niño se niega a mantenerse alejado de su objeto escogido, busque asesoramiento médico o psicológico para identificar la razón de este apego.

Siempre estate atento a las señales que pueda darte tu hijo. Siempre recuerda que tener un elemento adjunto no es un signo de debilidad o inseguridad. Es solo un apoyo para su crecimiento emocional y creación de independencia.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Ainhoa Delgado

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comments

0 comments

tés para el insomnio

Los mejores tés para el insomnio

Madre advierte sobre celulitis facial

Madre advierte sobre celulitis facial después de crisis sinusal