in

Cómo actuar ante niños desobedientes

Los comportamientos rebeldes también afectan al entorno familiar de los pequeños

Crédito de la imagen: Freepik

Por mucho que se intente educar a los pequeños dentro de unos patrones de formación, en ocasiones, algunos chicos son rebeldes o indisciplinados. Ante este hecho, además de pedir ayuda a profesionales, se pueden seguir unas pautas para aprender cómo hay que comportarse ante niños desobedientes.

Consejos de cómo actuar con niños desobedientes

Más allá de que un niño indisciplinado no está bien visto y que es una señal de ser malcriado, este tipo de conductas puede incidir negativamente en el desarrollo del pequeño. Asimismo, puede causar desajustes en la familia del crío. Por ello, saber lidiar con niños desobedientes es fundamental para poder corregir sus comportamientos deplorables.

Identificar el comportamiento

Antes que nada, es necesario saber cuándo un nene está teniendo una actitud inaceptable. Por lo general, este tipo de comportamientos empiezan a aparecer después de los 3 años. Es importante remarcar que se suele dar con más asiduidad en los varones que en las hembras.

El estándar que siguen los niños suele ser el de no hacer caso. Igualmente, el de mostrar hostilidad hacia alguien que tiene una autoridad sobre ellos. Como consecuencia, dichas conductas perjudican la estabilidad familiar y la convivencia.

Apelar a la motivación

Una vez que se reconoce a los niños desobedientes, el paso a seguir es motivarlos para empezar a cambiar el modus operandi de sus actos.

Esta pauta pasa por enfatizar los aspectos positivos de los chicos. También por imponer un castigo cuando no se comportan bien, además de ignorar las cosas que hacen mal. En este punto también es bueno fomentar la actitud colaborativa. Esto pasa por dejar que los nenes expresen lo que tienen que decir y escucharles con atención. Todo ello sin olvidar que es necesario hacerle ver los problemas que conlleva su mal comportamiento.

Cabe destacar que, para explicar las cosas, siempre se debe hacer desde la tranquilidad y no desde los gritos, los golpes y los insultos. Tener una comunicación fluida por ambas partes ayudará a llegar a pactos y consensos.

Actuar con calma

niños desobedientes
Crédito de la imagen: Clarin

El adulto debe mostrar que tiene inteligencia emocional y que sabe controla las situaciones tensa. Por lo tanto, no tiene que perder los papeles, a pesar de que sea complicado.

Ponerse a la altura del pequeño y hablarle con un tono serio, firme y autoritario será beneficioso. Así, este entenderá que su actitud no es la correcta. Recuerda que el contacto visual es fundamental cuando estés rezongando al chico por lo que ha hecho.

Pauta unas rutinas

Para poder corregir a los niños desobedientes, se les debe marcar unas rutinas. Para ello, empieza por tener un horario de comidas fijo y unos hábitos para ir a la cama que no se pueden saltar. Esto también incluye que se acueste siempre a la misma hora. Así, comenzará a percatarse que no puede hacer lo que quiera cuando le plazca.

Sé intransigente ante la indisciplina

Los límites son barreras que no se pueden rebasar. Estos deben ser adecuados a la edad del chico, y deben estar claros. Cuando impongas una norma, mantén una charla con el pequeño y cuéntale el porqué de cada una y hazle ver que estas órdenes son por su bien.

Valora las buenas acciones

A medida que vayas viendo que va cumpliendo las normas y que su actitud va cambiando a mejor, prémialo. Esto no significa que le tengas que dar un regalo, sino que le recalques lo bien que lo ha hecho y que debe seguir por ese camino. Esto hará que el niño esté alegre y satisfecho con su actitud.

En estos casos, además de las palabras de refuerzo, una muestra de cariño como una caricia, un abrazo o un beso también ayudan mucho.

Descubre por qué no se debe obligar a los niños a que den besos y abrazos.

Si quieres saber la importancia de las consecuencias que derivan los comportamientos de los niños desobedientes, no te pierdas el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *