in

Niño de 5 años fue encontrado en una tumba poco profunda

Por desgracia, su corta vida estuvo llena de momentos malos

niño de 5 años fue encontrado en una tumba poco profunda
Crédito de la imagen: Spokesman

Traer a un niño al mundo es una decisión muy importante que no se debería tomar a la torera. Hay que ser conscientes de que una persona es una gran responsabilidad y que se le debe garantizar una calidad de vida digna. Desgraciadamente, no todos los padres lo ven así. Conoce, a seguir, la historia del niño de 5 años fue encontrado en una tumba poco profunda.

Un niño de 5 años fue encontrado en una tumba poco profunda

El hecho de que un niño de 5 años fue encontrado en una tumba poco profunda sorprende, y mucho. Pero este triste detalle no es el único de la historia de este pequeño. En su corta vida, tuvo que pasar por situaciones muy desagradables.

Andrew “AJ” Freund, el pequeño, vivía en una casa que estaba llena de olor a pis y a heces. Este se enfrentó a constantes visitas de la policía y de los trabajadores sociales. Asimismo, tuvo una familia que no se preocupaba ni por su higiene ni por su bienestar.

Tras ser hallado muerto en una tumba cubierto con un plástico, sus progenitores han sido acusados de filicidio. Según un patólogo, el niño presentaba lesiones contundentes, que fueron las que le provocaron el traumatismo craneal por el que murió.

Una traumática vida

Crédito de la imagen: Cnnespanol

Tras el nacimiento de AJ, el Departamento de servicios para Niños y Familias de Illinois, Estados Unidos, se hizo cargo de sus cuidados. Esto se debe a una negligencia cometida por la madre. Es por eso que el chico estuvo desde 2013 hasta 2015 bajo la responsabilidad de otra persona. Sin embargo, después de dicho periodo de tiempo, el nene volvió a la casa de sus progenitores.

En 2018, los servicios sociales infantiles acudieron en un par de ocasiones al domicilio familiar. La primera fue en marzo debido a una acusación por negligencia. En diciembre por negligencia y abuso. Cabe destacar que, en ambos casos, se llegó a la conclusión que las denuncias eran infundadas.

El hecho de que el niño de 5 años fue encontrado en una tumba poco profunda ha provocado que el Departamento de Servicios para Niños y Familias se replantee si existió algún error en la manera en que operaron.

Afortunadamente, el hermano pequeño de AJ no corrió la misma suerte. Este también vivía con su familia pero hace pocos días lo trasladaron a otro hogar.

Las condiciones de la casa eran horribles

El año pasado, un vecino de este suburbio de Chicago alertó a la policía que la casa estaba sin electricidad. Cuando el oficial se personó en la vivienda, este aseguró que los pequeños estaban “sanos y felices”. En lo que respecta a los servicios sociales infantiles, estos afirmaron que la falta de electricidad no era un motivo para abrir una investigación.

Meses más tardes, las autoridades hicieron otra visita al hogar y, esta vez, sí que advirtieron que existían signos de abandono. De hecho, uno de los policías vio excrementos de los perros y micción en varios puntos de la casa.

Asimismo, uno de los agentes se percató de un moretón en uno de los pequeños. Sin embargo, el trabajador social no fue capaz de diagnosticar si era por culpa de un abuso.

Los guardias también informaron, en esta visita, que las ventanas estaban rotas y que en la zona donde dormían los pequeños había un hedor a excremento considerable. Ante este hecho, uno de los agentes llamó a la oficina de vivienda de Crystal Lake. Empero cuando esta organización fue a inspeccionar la vivienda, le negaron la entrada.

Descubre la historia de una madre que golpeó a su hijo con un cinturón en un centro comercial.

Las últimas horas de AJ

Crédito de la imagen: Grahamdigital

El padre de AJ fue quien alertó a la policía de la desaparición de su hijo. Este llamó al 911 y relató que acostó a su hijo la noche del 17 al 18 de abril y que cuando fue a verlo, a la mañana siguiente, ya no estaba.

Tras esto, los equipos especializados inspeccionaron el lago Crystal, pero no dieron con el pequeño. En lo que respecta a los perros policías, estos encontraron el perfume del pequeño en el interior de la casa.

Gracias a que los padres dieron unas indicaciones el niño de 5 años fue encontrado en una tumba poco profunda tras 1 semana de su desaparición. Este estaba a 10 kilómetros de la ciudad de Woodstock arrollado en un plástico.

Freund y Cunningham, los padres de AJ, se enfrentan a una pena por asesinato en primer grado. También por agresión doméstica agravada y por agresión con agravantes. Además de estos delitos, también han acusado al padre por ocultamiento de homicidio. Cabe destacar que la fianza que ha estipulado la autoridad es de 5 millones de dólares para cada uno.

Consejo final:

Si eres testigo y/o sospechas que alguien no está cuidando adecuadamente a un menor, ¡denúncialo! Asimismo, si sufre maltratos. Cuanto más insistas, más oportunidades habrá de que las autoridades tomen cartas sobre el asunto y que, de esa manera, se pueda salvar la vida del pequeño.

Para acabar, no dejes de ver el siguiente vídeo de Unicef para concienciar sobre el maltrato infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *