in

Un bebé muere tras caerse de la cama

La hija de una reportera de Record de 8 meses no resistió y murió después de caerse de la cama en la casa de su madre en Goiania

muere tras caerse de la cama
Crédito de la imagen: Dicasonline

El caso ocurrió en Goiania, Brasil, en la ciudad donde vive Mariane y trabaja como reportera para Rede Records. Además de la caída, no se han publicado más detalles sobre la caída. Las personas cercanas no se cansan de alabar las cualidades de Mariane como madre en cuanto a lo cuidadosa y cariñosa que es.

La madre está destrozada, como era de esperar. En su página personal de Facebook se pueden ver varios mensajes de apoyo de amigos, familiares y telespectadores, elogiando sus cualidades como madre y como profesional, y deseándole mucha fuerza para que pueda pasar este trance.

Estate alerta:

Cuando los bebés se caen de la cama o del sofá, por ejemplo, esto no significa que los padres hayan sido descuidados o que no hayan prestado suficiente atención a la seguridad de sus hijos. Hay que tener en cuenta que los niños pequeños pueden moverse muy rápido y, en un solo segundo de distracción de sus padres, pueden ocurrir accidentes graves.

La noticia es muy triste y la situación empeora cuando, al hacer una búsqueda rápida en Internet, se encuentra que este no es un caso aislado. De hecho, en los últimos tiempos ha aumentado la cantidad de fallecimientos de los niños muy pequeños.

Consejos para los padres:

Como ya se ha mencionado, en la mayoría de los casos, estos accidentes no son culpa de los padres. No obstante, existen unas medidas que los padres pueden llevar a cabo para mejorar la seguridad de los niños pequeños.

1. No dejes al bebé en superficies altas, incluso si estás cerca de él y prestándole atención. Ten en cuenta que en sólo un segundo de distracción este se puede caer.

2. No duermas con el bebé a tu lado en una cama para adultos. Este hábito es extremadamente peligroso porque, además del riesgo de caerse, todavía existe el peligro de que el adulto se desplace sobre el bebé durante la noche.

3. No pierdas de vista al bebé. Si notas que el pequeño está muy quieto, verifica si está bien. Recuerda que los bebés en los primeros meses de vida sólo lloran para comunicarse con el mundo exterior.

4. No dejes al bebé en sillas altas sin ningún tipo de seguro que evite que se caiga.

5. No te sientes con el bebé en una superficie alta, a menos que sea necesario. Y cuando lo hagas, ¡presta mucha atención a los movimientos de tu hijo!

Cuando se trata de la seguridad de los niños pequeños, todo el cuidado es poco, ¡ya que la atención debe ser constante!

¡Comparte esta noticia como una alerta para todos los padres!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *