in

Murió de forma inesperada horas después de dar a luz a su pequeña hija

Debemos amar y siempre valorar a nuestros seres queridos, no sabemos si el día de mañana dejan de estar con nosotros

Uno de los sueños de toda mujer es llegar a ser madre, sostener a su hijo por primera vez en brazos es una experiencia increíble, sobretodo después de esperarlo durante los 9 meses que demora su formación y la gran cantidad de cambios que provoca su llegada.

En esta ocasión, le presentaremos la triste historia de Megan Moss Johnson y su esposo Nathan Johnson. Megan había contraído un virus que provocó la inflamación de sus músculos cardíacos y por esta razón tuvo que ser operada para poder trasplantarle un nuevo corazón. En el año 2010, esta joven tuvo la oportunidad de recibir el trasplante y logró seguir viviendo, gracias a un programa de donación de órganos del que formaba parte.

Al año siguiente y luego de haberse recuperado exitosamente de la intervención, Megan conoció al amor de su vida, Nathan Johnson, hombre con el que se casó y decidió formar una familia. A pesar de su condición, quedó embarazada y los especialistas afirmaban que gozaría de buena salud debido a que se había recuperado muy bien.

El 27 de junio de 2017 en horas de la madrugada, Megan, con 31 años de edad, dio a luz a una hermosa pequeña que fue bautizada con el nombre de Eilee. Nathan no podía contener su emoción y decidió compartir su felicidad a través de las redes sociales con una foto que mostrara a la feliz familia.

¡Nadie esperaba lo que sucedería después!

Tristemente, la felicidad duró muy poco para esta pareja, unas horas después, Megan comenzó a sufrir de complicaciones cardíacas las cuales ocasionaron su muerte a tan sólo 8 horas del nacimiento de su hija.

Nathan no podía creer lo que había sucedido, inclusive los doctores aún no saben qué fue lo que realmente sucedió. Según la American Heart Association, “Las mujeres que se han sometido a un trasplante pueden tener complicaciones durante todo el proceso del embarazo”.

Nathan quedó totalmente destrozado pero gracias a la ayuda de amigos y familiares, junto con el amor que siente por su hija ha logrado salir adelante, aunque le es imposible olvidar a su amada esposa.

Después de que su vida fue salvada por un donante de órganos, Megan se convirtió en una defensora muy apasionada de la donación de órganos y luego de su muerte, sus órganos ayudaron a salvar más de 50 vidas.

A continuación le invitamos a ver el siguiente video (inglés), en él se presenta parte de la historia de Megan antes de realizarse el trasplante de corazón:

¡Le invitamos a compartir esta triste historia para que ayude a las demás personas a reflexionar sobre la donación de órganos y lo inesperada que es la vida!

¿Qué piensas?

554 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *