in

Encuentran metales pesados en cigarrillos electrónicos

Este tabaco no es tan saludable como se quiere hacer ver

metales pesados en cigarrillos electrónicos
Crédito de la imagen: Freepik

En los últimos años el tabaco electrónico ha surgido como alternativa más saludable al común. Por un lado, no deja olor en las manos ni en la ropa como el tradicional. Asimismo, se puede regular la cantidad de nicotina e incluso el sabor. A pesar de estas características, se debe tener mucho cuidado porque se han encontrado metales pesados en cigarrillos electrónicos.

Hallan metales pesados en cigarrillos electrónicos

Fumar no es una práctica saludable y puede traer diversos problemas de salud. Esto es independiente de si se consumen los tradicionales o los electrónicos. Cierto es que los últimos han ganado nombradía en al sociedad como alternativa más saludable. No obstante, se debe prestar mucha atención. Debes saber se han encontrado metales pesados en cigarrillos electrónicos. Asimismo, productos químicos que son nocivos para el organismo.

La investigación fue llevada a cabo por profesionales de la Facultad de Salud Pública en la Universidad de John Hopkins Bloomberg. Los científicos estudiaron a una muestra de 56 fumadores. Estos descubrieron que muchos de ellos producían vapor el cual contenía níquel, cromo, plomo y manganeso.

Cabe destacar que los cigarrillos electrónicos que usaron los participantes también se evaluaron en laboratorios para hallar 15 metales en estos. Los resultados fuero claros. Al igual que en la investigación anterior, se descubrieron metales pesados en el líquido de este tabaco aunque a un nivel bajo. Dicha cantidad fue notable en las bobinas de calefacción.

Esto se debe a que los metales pesados surgen en el interior de los tanques del tabaco electrónico que es donde se encuentran las bobinas de calefacción. Es por eso que los metales pesados en los cigarrillos electrónicos se hallan más en los dispositivos en los que sus usuarios permutan con asiduidad las bobinas.

Precaución

fumar
Crédito de la imagen: Freepik

Los datos de los estudios que revelan que se han encontrado metales pesados en cigarrillos electrónicos son preocupantes. Tanto es así que se descubrió que, prácticamente, el 50% de las muestras de vapor presentaban una cantidad de plomo que estaba por encima de los límites estipulados por la EPA (Agencia de Protección Ambiental).

Por otro lado, las bobinas están fabricadas con metales como el cromo o el níquel, es decir, productos contaminantes.

En lo que respecta al plomo que se inhala al fumar, éste perjudica el cerebro y el sistema nervioso central. También a los huesos, los riñones y el hígado. En el caso de las mujeres, dado que el plomo se aloja en los dientes y los huesos, durante el embarazo se puede reactivar. Esto puede afectar al crecimiento del feto.

El arsénico que se detectó en el líquido que sirve de recarga de los cigarrillos y en el tanque puede provocar diabetes. También cáncer así como dificultades cardiovasculares.

Cabe destacar que otros metales pesados en cigarrillos electrónicos que, igualmente, están presentes en estos dispositivos son la plata, el zinc y el níquel.

Cigarrillos electrónicos vs tabaco

cigarros
Crédito de la imagen: Clinicamoyua

Ya sea un tabaco o el otro, ambos son nocivos para la salud. Es por eso que lo más razonable y saludable es dejar de fumar. En el caso de que no lo consigas o simplemente no desees dejar este vicio, conoce unos datos sobre un cigarro y de otro, a continuación.

Todo y que los cigarrillos electrónicos tienen menos nicotina, los fumadores pasivos presentan casi los mismos niveles de esta sustancia en el organismo que aquellos que inhalan el humo del tabaco convencional.

Cabe destacar que vaporear puede ser incluso más nocivo que inhalar el humo del tabaco por culpa de los calefactores.

Dado que el precio del tabaco ha ido en aumento para incitar a la gente que deje de fumar, los cigarrillos electrónicos permiten a la persona ahorrar en comparación con el tabaco tradicional.

Por otro lado, todo y que los cigarrillos electrónicos surgieron como una alternativa para dejar de fumar, son pocos los que lo han logrado. De hecho, en muchas ocasiones provocan el consumo dual. Esto significa que la persona fuma este tipo de tabaco en lugares cerrados y el otro en la calle. Como consecuencia, se aumenta el consumo de tabaco.

Para finalizar, no dejes de ver el vídeo del Dr. Bueno en el que te da más información sobre el cigarrillo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *