in

Su marido descubrió que le era infiel y ella demandó al hotel y a la tarjeta de crédito

La mujer reclamó 70.000 pesos por violación de la protección de datos

marido descubrió que le era infiel
Crédito de la imagen: Pixabay

Una mujer de Rosario, Argentina, demandó a un hotel y a la empresa de su tarjeta de crédito por violación de la privacidad. A ambas instituciones les reclama 70.000 pesos. Por un lado, 30.000 por daños morales. Por otro, 20.000 más por daños psíquicos y, el resto, por malograr su proyecto de vida. Esta dama considera que los demandados son los responsables de su divorcio. Hay que tener en cuenta que todo comenzó cuando su marido descubrió que le era infiel.

Cómo su marido descubrió que le era infiel

marido descubrió que le era infiel
Crédito de la imagen: Pxhere

La demandante acostumbraba a visitar un hotel junto con su amante. Un día, se le ocurrió pagar con la tarjeta de crédito que le había regalado su padre. El error le costó muy caro. Tiempo después, en una reunión familiar, el suegro, quien había revisado el estado de cuenta de la tarjeta, le comentó jocosamente a su yerno sobre la aparición del hotel en el registro. Este nunca imaginó que se trataba de una travesura de su hija y que acababa de delatarla involuntariamente. Así fue como su marido descubrió que le era infiel.

Conoce cómo proteger tu matrimonio de la infidelidad.

Tras lo ocurrido, la pareja se divorció al poco tiempo. Sin embargo, la mujer no quedó conforme. En una extraña disociación de ideas, decidió demandar al hotel y a la tarjeta de crédito por ser los supuestos responsables de su divorcio.

El caso en los tribunales

Crédito de la imagen: Pixabay

Los apoderados de la tarjeta de crédito explicaron en el juicio que en el contrato con los clientes se acuerda el envío de un resumen de gastos. Este es un requisito legal. En el mismo, se especifican cada una de las operaciones efectuadas, el comercio donde fueron realizadas y la fecha, entre otras indicaciones.

Por su parte, los representantes del motel confirmaron que la tarjeta de crédito de la mujer fue la misma que utilizó en el su establecimiento. Sin embargo, advirtieron que la “regla básica” de tipo de actividad comercial que manejan es la privacidad. Por tal razón, no podían revelar si la mujer había ingresado sola en la habitación o acompañada.

El juez desestimó la demanda alegando que la mujer estaba al tanto de que poseía una extensión de la tarjeta de su padre.  Por tal razón, era de su conocimiento que le llegaría tal información de gastos a su progenitor.  Además, el envío no violó el secreto de correspondencia y papeles privados.

Para acabar, en el siguiente video puedes explora en profundidad el tema de la infidelidad y sus consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *