in

Cómo maquillarse después de los 50

Sácale partido a tu rostro con unos prácticos consejos a partir de los 50

maquillarse después de los 50
Crédito de la imagen: Pixabay

Con el paso de los años tus gustos van cambiando, tu piel va evolucionando y lo que antes te sentaba bien puede que ahora no lo haga. Por eso, es bueno que prestes atención a estas mudanzas para ir adaptándote y conseguir resaltar los rasgos de tu rostro. Si ya entraste en al quinta década, conoce cómo maquillarse después de los 50.

Consejos para maquillarse después de los 50

El maquillaje ayuda a destacar las facciones de las mujeres. Asimismo, sirve para disimular alguna mancha en el rostro, alguna arruga. Dado que la cara sufre ciertas transformaciones con el paso de los años, no es lo mismo pintarse a los 30 que a los 50. Descubre, a seguir, unos consejos para maquillarse después de los 50.

Usa una base hidratante

Una base hidratante, además de nutrir tu dermis, ayudará a unificar la tonalidad de tu piel. Asimismo, este cosmético permitirá que el maquillaje perdure por más tiempo en tu rostro.

Por otro lado, la base permite esconder las arrugas, lo que hará que luzcas más joven.

Es importante que no te excedas en la cantidad de base que te pongas. Con una simple paca es suficiente. Intenta hacerte con un producto que también tenga un filtro solar. De esa manera estarás protegiendo tu piel de los rayos solares.

Cuando vayas a aplicar la base, hazlo con un pincel o una esponja para que quede uniforme. Recuerda primero lávate bien la cara antes de ponerte la base.

Corrector claro y polvos traslúcidos

Otro de los trucos para maquillarse después de los 50 es el usar un correcto claro. Debes tener en cuenta que en pieles maduras el superávit de corrector aumenta la visibilidad de las arrugas y las líneas de expresión. Por lo tanto, una pintura natural será más favorecedora.

El corrector claro, asimismo, disimulará bien las ojeras. Los que vienen en barra son mejores porque no dejan que la grasa se almacene en los pliegues del contorno de los ojos, cosa que sí que suele pasar con los correctores líquidos.

Cuando ya te hayas puesto la base y el corrector, emplea unos polvos traslúcidos. Al no tener grasa, estos cosméticos disminuyen los brillos y hacen que la cara parezca más natural y luminosa.

Colorete discreto

maquillarse después de los 50
Crédito de la imagen: Pixabay

A partir de los 50, el uso del colorete no está prohibido. Sin embargo, es mejor que este sea discreto y que lo apliques con moderación.

Los colores oscuros tendrán un efecto poco natural en tu cara. Una tonalidad rosa quedará siempre bien, independientemente del color de tu piel. El colorete rosa hará que parezcas más joven.

Aunque la recomendación es aplicar el colorete en el pómulo de abajo hacia arriba para acentuar los rasgos, tras los 50 es mejor ponerlo en la manzana de las mejillas. De esta manera, tu cara quedará más luminosa.

Es importante que apliques el maquillaje con pinceles o brochas para no desperdiciarlo y para que quede uniforme en tu rostro.

Cejas

En primer lugar, cuando te depiles las cejas es preferible que lo hagas con una pinza y no con la cera para que la piel no quede muy flácida.

Una vez depiladas, píntatelas siguiendo la forma que tengan. Intenta no dejarlas muy finas. Si tienes pocos pelos, usar un lápiz especial o un polvo de la tonalidad de tu pelo será una gran idea.

Ojos

Crédito de la imagen: Pxhere

Para maquillarse después de los 50 es fundamental prestar atención a la manera en que te pintas los ojos.

En lo que respecta a la raya, emplea un lápiz negro o marrón y hazte una línea delgada. Esto hará que parezca que tengas más pestañas. Intenta no emplear delineadores líquidos porque al recargarte los ojos, parecerá menos natural.

Utiliza sombra de colores claros que no sean muy brillantes.

En el caos de tener ojeras, evita delinearte la raya inferior del ojo porque acentuará esta mancha, lo que hará que parezcas más cansada.

La máscara de pestañas será tu aliada para parecer mucho más reluciente y con una mirada atractiva. Eso sí, píntate sólo las pestañas superiores para darle un efecto mayor a tus ojos.

Pintalabios claros

Los labiales claros o nude dan frescura a la cara. Asimismo, hacen que estos parezcan más gruesos. Por lo tanto, para maquillarse después de los 50, colores como el rosa, el anaranjado o el beis serán tus aliados.

Si aplicas una tonalidad más oscura, que sea un pintalabios cremoso e hidratantes. Los labiales mate y los delineadores deberías dejarlos atrás.

Conoce unos errores de maquillaje que te hacen lucir más mayor.

Para finalizar, en el siguiente vídeo podrás ver una prueba gráfica de cómo maquillarse tras a partir de los 50 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *