in

Una mamá donó el corazón de su bebé y la vida se lo retribuye

Después de 16 años, tuvo una gran recompensa por gesto que hizo en el pasado

mamá donó el corazón de su bebé
Crédito de la imagen: Mirror

Para muchos es difícil de comprender la donación de órganos. De hecho, a pesar de los avances de la medicina y de las innumerables pruebas positivas, sigue siendo un tema tabú para algunos. Sin embargo, esto es fundamental para la cura de ciertas patologías y para regalar vida a otras personas. Además, quien tiene este tipo de gestos, la vida se lo recompensa como a la mamá donó el corazón de su bebé y 16 años después el karma se lo devolvió.

Una mamá donó el corazón de su bebé y tras 16 años tuvo su recompensada

Crédito de la imagen: Pixabay

La muerte de un hijo es una situación muy dura para un padre. Nadie está preparado para las leyes contracíclicas de la naturaleza. Sin embargo, Lisa Mallett tuvo la capacidad de actuar rápido para donar vida a otra familia. En medio de la angustia por la muerte de su bebé, decidió donar los órganos de su hija para salvar al niño de otra madre.

Todo ocurrió hace 16 años, cuando la hija de Mallet, Jadene, murió un día antes de su primer cumpleaños. La pequeña sufrió un severo ataque cardíaco en el baño que la dejó con daño cerebral.

El trágico hecho dejó en shock a toda la familia que nada pudo hacer para mantenerla con vida. No obstante, a pesar del desenlace fatal de Jadene, la mamá donó el corazón de su bebé. Las válvulas de su corazón fueron entregadas a un niño de cuatro meses.

Tras muchos años, Mallet se enfrentó con la muerte otra vez. Su otra hija, Esme, nació con una afección cardíaca y se mantuvo viva gracias a un corazón mecánico. La pequeña estuvo internada en el Great Ormond Street Hospital de Londres durante un año. El problema era la estenosis aórtica, es decir, un estrechamiento de la aorta que restringe el flujo sanguíneo.

En cada visita al hospital, la desesperación y los malos recuerdos se apoderaban de Mallet y su familia. Pero todo cambió cuando Lisa pidió ayuda e incentivó a las familias a pensar en la donación de órganos.

Final feliz

La situación empeoraba. Esme ahora tenía una cardiomiopatía, es decir, el lado izquierdo de su corazón no bombeaba sangre. Pero como dice la voz popular, todo vuelve. Después de una espera agonizante, el reclamo hizo efecto. La familia de Mallet recibió la noticia que tanto esperaban. Los médicos habían conseguido un donante.

Luego de pasar varios meses en cuidados intensivos, el corazón de Esme tiene una vida promedio de 15 años. Ahora ésta sueña con ir a Disneylandia.

Conoce aquí la historia de un niño que dio sus órganos antes de morir para salvar a su madre.

Para acabar, si quieres aprender más sobre la importancia del trasplante de órganos, mira el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *