in

Se escuchaban ruidos extraños y gritos en la casa de su madre, así que colocó una cámara y descubrió la terrible verdad

Jamás pensó que su madre pudiese ser víctima de tan terrible maltrato

Hanna, una mujer de 45 años, trabajaba todos los días de forma incansable, su trabajo le exigía mucho tiempo, por lo que no podía cuidar a su madre con Alzheimer durante el día. Tere, su madre, una mujer de 91 años, quien en su juventud fue una gran trabajadora, sufría de Alzheimer desde hace ya más de 15 años.

Desde hace tres años, Hanna contrató a una persona para que se ocupara del cuidado de su madre durante el día, confiando en ella su alimentación, higiene, medicamentos y compañía. La persona encargada de su madre era una mujer joven, que no parecía tener malas intenciones ni mucho menos ser capaz de hacerle daño a la señora Tere, pero los vecinos afirmaban todo lo contrario.

Según los vecinos, de la casa de Tere se escuchaban ruidos muy fuertes, gritos y risas, Hanna por un tiempo ignoró los comentarios de los vecinos, pero luego de encontrar moretones en la piel de su madre decidió colocar una cámara escondida en la sala, sin imaginar que de esta forma se enteraría del terrible trato que la encargada de su madre tenía hacia ella.

A continuación le presentamos la terrible grabación capturada por la cámara, el video no es apto para personas sensibles, tome sus precauciones porque puede afectarle:

De verdad no entendemos cómo alguien puede tener el corazón tan negro y cruel para cometer actos tan terribles en contra de las personas mayores. ¡No permitamos que casos como este sigan ocurriendo!

Evitemos el maltrato hacia los ancianos, ¡Ellos sólo merecen amor y respeto!

¡Comparta este artículo y por favor ayúdenos a denunciar casos de maltrato a los ancianos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *