in

¿La liposucción o lipoescultura es lo mismo?

Estas técnicas para mejorar la estética del cuerpo se suelen confundir

liposucción o lipoescultura
Crédito de la imagen: Freepik

El auge de las operaciones y técnicas de estética han hecho que muchas personas decidan pasar por el quirófano. Pero, antes de realizar una de estas operaciones, ya sea por salud o por belleza, es precios saber diferenciar entre unas y otras. Descubre, a seguir, las diferencias entre la liposucción o lipoescultura.

¿Cuál es la diferencia entre la liposucción o lipoescultura?

A pesar de que son técnicas parecidas la liposucción o lipoescultura no son lo mismo. Cierto es que la línea que separa a una y a otra es muy fina. Quizás sea por eso que muchas personas consideran que la misma técnica. Para que tengas el concepto claro, a continuación, se explica en qué consiste cada una.

Liposucción

La liposucción es un método estético que se basa en disolver la grasa acumulada y sobrante de cualquier zona del cuerpo. Esta se puede alojar en la cara, los brazos, el abdomen, la cintura o las cartucheras, entre otras partes. Una vez la grasa está disuelta, por medio de una cánula se extrae succionándola.

Cabe destacar que existen diversas técnicas para eliminación de la grasa mediante una liposucción. Por ejemplo, para la extracción de grasa en áreas poco extensas se emplea el láser. Mediante el calor de este método, la grasa se va diluyendo y con la ayuda de una cánula fina o una jeringuilla se saca.

Para la realización de una liposucción, al paciente se le aplica anestesia local y sedación. Por lo general, la intervención dura 90 minutos.

Descubre los riesgos de la liposucción.

Lipoescultura

Aunque la lipoescultura se sirve de la liposucción para su realización, la gran diferencia entre ambas reside en que en la lipoescultura se emplean los depósitos de la grasa sobrante en otras zonas del cuerpo. De esta manera, se le da un aspecto más atractivo al cuerpo. Es por ello que se puede decir que la lipoescultura es una técnica que sirve para moldear la silueta.

Al igual que en la liposucción, la lipoescultura requiere de anestesia local y sedación. Asimismo, tampoco se suele quedar el paciente internado tras este tratamiento, aunque el tiempo de realización es mayor que en la liposucción.

Consejo final:

Tras la intervención, el paciente tiene que usar una faja o banda elástica por dos semanas, aproximadamente. Hasta que pasen los 15 días, la persona operada sólo puede sacarse la faja para asearse. Tras este periodo, ya puede quitársela por la noche para descansar. Ante cualquier malestar o sospecha de infección, se debe acudir de inmediato al médico para que compruebe si se ha presentado alguna anomalía.

Para que amplíes la información de este artículo, en el siguiente vídeo podrás ver más datos sobre la liposucción o lipoescultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *