in

Cómo limpiar el lavavajillas y hacer su mantenimiento

Aprende cómo limpiar tu electrodoméstico con estos trucos caseros

limpiar el lavavajillas
Crédito de la imagen: Pxhere

Limpiar el lavavajillas es una tarea aburrida pero necesaria si deseas que siga lavando bien todos tus platos y cubiertos. Es como una inversión. Debes perder un poco de tiempo con su cuidado cada semana para ahorrar en relación al dinero que gastarías si lavases a mano.

Además, es una tarea muy fácil de cumplir si sigues usas algunos trucos y llevas el mantenimiento del electrodoméstico al día.

Trucos para limpiar el lavavajillas por dentro

Si haces un uso consciente de tu electrodoméstico y tienes buenas costumbres de mantenimiento, desarmar todas las piezas ya no será necesario  ya que con estos trucos caseros sencillos para limpiar el lavaplatos éste estará siempre a punto.

Vinagre

El vinagre es un producto fijo en lo que respecta a los trucos caseros de limpieza. Y si funciona perfectamente para limpiar las lavadoras, también lo hace para limpiar el lavavajillas.

Además de ser un antiséptico y así desinfectar este electrodoméstico, su acidez rompe las grasas, manchas, cal y suciedad en general para dejarlo brillante.

Cómo usarlo: pon el lavaplatos vacío en marcha y espera 10 minutos pare darle tiempo a calentar bien el agua. Abre la puerta y coloca un cuenco u otro recipiente en la parte superior con el equivalente a 2 vasos de vinagre. Cierra la puerta y deja que el lavado siga su curso normal.

Limón

Tal como el vinagre, el limón puede ser utilizado en innumerables trucos de limpieza y también para limpiar el lavavajillas. En este caso, su efecto no es tan eficiente como el vinagre para dejar el electrodoméstico brillante. No obstante, lo desinfecta igualmente y su olor es más agradable.

Cómo usarlo: mezcla el zumo de limón con el detergente para lavaplatos y usa ese preparado para limpiar bien el interior de este aparato doméstico. Puedes, asimismo, utilizar limonada siempre y cuando sea sin azúcares añadidos.

Bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio limpiar el lavavajillas
Crédito de la imagen: Pxhere

El bicarbonato de sodio tiene un poder abrasivo y desodorante. Por ello, es frecuentemente utilizado como truco de limpieza.

Cómo usarlo: para emplear bicarbonato de sodio para limpiar el lavavajillas tan sólo necesitas espolvorear un poco en la base del aparato y ponerlo en marcha. No importa si vacío o lleno.

Limpiar el filtro

El filtro es adonde se concentra la mayor suciedad en un lavavajillas. Por esta razón, suele ser también la fuente principal de malos olores y grasas en este electrodoméstico.

Cómo hacerlo: para limpiarlo puedes utilizar un poco de jabón y agua. Para casos más difíciles, agrega un chorro de vinagre y frotarlo con un cepillo de dientes.

Limpiar las gomas de la puerta

Las gomas de la puerta tienen la función de detener el agua y la suciedad, por eso es normal que queden ahí retenidas muchas impurezas y grasas.

Aunque sean frecuentemente olvidadas, cuando es hora de limpiar el lavavajillas, pueden ser la fuente de malos olores y lavados deficientes.

Tampoco hace falta que utilices productos muy abrasivos para prevenir dañar o debilitar las gomas.

Cómo hacerlo: mezcla un poco de jabón en agua tibia. Remoja un pequeño cepillo, de dientes, por ejemplo, en el preparado y restriega toda la extensión y rincones de las gomitas de la puerta.

Cuando termines, vuelve a repetir el mismo proceso rápidamente solo con agua tibia para asegurarte que todo el jabón se remueve.

Consejos de mantenimiento

Consejos de mantenimiento limpiar el lavavajillas
Crédito de la imagen: Pexels

Sigue los consejos de mantenimiento que se explican, a continuación, para tener siempre la certeza de que el lavado de tu loza es eficaz. Un uso consciente y un plan de mantenimiento también hará que limpiar el lavavajillas se vuelva mucho más fácil.

Remueve los restos de comida

No hace falta que pases todos los platos por el grifo, pero debes evitar introducir en el lavaplatos residuos innecesarios.

Esto no solo hará la limpieza más eficaz, sino que previene que la comida quede atrapada en las tuberías y genere mal olor.

Deja la puerta abierta después del lavado

Cuando termine el programa, abre la puerta del lavavajillas para dejar salir el vapor y la humedad de su interior.

Tus cacharros se secarán con mayor rapidez ya que el agua no se condensará sobre ella y podrás prevenir el moho y la humedad en el interior de tu electrodoméstico.

Úsalo con frecuencia

usalo con frecuencia limpiar el lavavajillas
Crédito de la imagen: Unsplash

Lavados constantes también ayudan a mantener el lavaplatos limpio. Si lo dejas parado durante mucho tiempo, las grasas y restos de comida que no hayan sido bien removidos pueden pegarse a las paredes, filtros y gomas del mismo.

Verifica siempre los brazos giratorios

El agua que limpiará las vajillas sale de estos brazos. Si están sucios o sus agujeros obstruidos será, prácticamente, imposible que el electrodoméstico haga un trabajo eficaz.

De hecho, estos brazos pueden condicionar la dispersión del agua sobre toda la vajilla así como transferir esa mugre para ésta.

Puerta

Puedes lavar la puerta del lavavajillas usando un producto comercial para limpiar la cocina y remover la grasa. Si no tienes uno o no lo crees efectivo, pásale un trapo húmedo con agua tibia y jabón o mezclar ¼ taza de bicarbonato de sodio en poco más de 1 litro de agua.

Cualquiera de estas soluciones ayudará a retirar salpicados de comida, grasa o marcas de dedos en la puerta.

En el caso de que utilices el preparado de bicarbonato, no te olvides de secar la puerta con un paño suave para remover posibles concentraciones de éste.

La limpieza más importante que los trucos

Si no te apañan mucho los trucos caseros y prefieres limpiar el lavavajillas utilizando productos específicos para ese efecto, no dejes de mirar el video a continuación para aprender cómo usar uno de estos detergentes de la forma más adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *