in

Gato desaparecido reconoce a su dueña después de 6 años

La audacia de los animales nunca deja de sorprender a la humanidad

gato desaparecido reconoce a su dueña después de 6 años
Crédito de la imagen: Pxhere

Siempre se habla de la bondad y de la fidelidad que muestran los perros por sus amos. Pero, ¿y los gatos? Los felinos puede que no sean tan cariñosos y demuestren los sentimientos como los cachorros. No obstante, también son muy agradecidos con las personas que les dan un hogar. Por eso, un gato desaparecido reconoce a su dueña después de 6 años.

Un gato desaparecido reconoce a su dueña después de 6 años

Si eres una persona supersticiosa, puede que tras este artículo lo dejes de ser al ver la grandeza de una felina negra, ya que un gato desaparecido reconoce a su dueña después de 6 años.

Jack y Jon Gulla fueron los encargados de aumentar la familia con la felina al rescatarla. No obstante, su felicidad por tener una mascota se truncó a principio de 2012 cuando Julie, la gatita, desapareció. En ese momento Jon Gulla estaba en la universidad y su madre, Lorinda Roberts, salió de casa, momento que el animal aprovechó para escaparse.

Lorinda corrió por todo el vecindario para encontrarla llena de culpa, pero su búsqueda no tuvo éxito. Todo y que Lorinda no cesó en su búsqueda para hallarla en los siguientes días, ésta se vio truncada cuando a uno de sus hijos le diagnosticaron, por desgracia, un linfoma. A pesar de eso, en su interior siempre tuvo la esperanza de encontrarla, aunque sabía que era muy poco probable dar con ella.

Momento del reencuentro

gato
Crédito de la imagen: Pxhere

Hace poco tiempo, la madre de los hermanos Lorinda notó un detalle en una publicación de PawBoost Lost & Found Pets. En ésta había un gatito negro adulto y mayor que se encontraba próximo al área donde Julie había desaparecido.

Lorinda no se lo pensó 2 veces y decidió ir a por ella, a pesar de no estar muy convencida que se tratase de Julie. La felina estaba escondida tras un cobertizo en un callejón, un poco tétrico. Allí una familia la había estado proveyendo comida.

Cuando su hijo la vio, éste reconoció una mancha blanca que tenía en la panza y pronunció su nombre. La gata, al ver que era Gulla, fue hacia él de inmediato y dio vueltas en señal de felicidad. En palabras recogidas por Currnent, Lorinda dijo: “De vez en cuando, encuentras esa aguda en el pajar”.

Christine McKeon, una vecina que había estado alimentando a la felina manifestó que “Ella no era tan amable. Ella no venía corriendo hacia nosotros “, de la manera que Julie hizo con Gulla.

La gata tiene que estar unos días encerrada en casa de sus amos hasta que el veterinario la desparasite para que se la puedan llevar a Jack. A pesar de que en todo este tiempo, Gulla cambió un poco, se recuperó del linfoma que sufrió en 2012, e incluso se casó, Julie no ha sufrido grandes transformaciones. Lorinda dijo que “alguien debía de haber cuidado de ella porque su pelaje está suave. Sólo hay un problema en la cola, pero no parece que esté golpeada“.

Consejo final:

Siempre que esté dentro de tus posibilidades, ten un animal doméstico. La experiencia y el amor que dan es único. Eso sí, nunca los compres. Es mejor que los adoptes para evitar el contrabando y el negocio con ellos.

La historia del gato desaparecido reconoce a su dueña después de 6 años no es la única de este género. Aquí puedes descubrir la de un abuelo que encontró a su perro tras 3 años.

Para acabar, no dejes de emocionarte con el próximo vídeo. En él se ve cómo rescatan a unos gatitos que un desalmado abandonó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *