in

Cómo hacer fertilizantes caseros: 5 formas

Elabora tus propios abonos para tus plantas en casa de 5 maneras distintas

fertilizantes caseros
Crédito de la imagen: Freepik

Los mejores abonos no están a la vuelta de la esquina, sino delante de tus ojos. En casa, es posible elaborar los nutrientes que tus plantas necesitan para crecer en las mejores condiciones. Con este artículo podrás aprender a hacer 5 fertilizantes caseros para cuidar de tus plantas.

5 Formas de hacer fertilizantes caseros

Crédito de la imagen: Freepik

Los abonos orgánicos se pueden hacer con residuos y restos vegetales o animales de la basura que se genera en casa. Estos son una forma de reutilizar la basura biodegradable. Descubre, entonces, cómo fabricarlos y aprovecha así los desperdicios.

Cáscaras de huevos

Son ideales para darle pH al suelo. Después de usar el huevo, en vez de botar las cáscaras, puedes triturarlas hasta hacerlas polvo. Luego, espárcelas por la tierra. Ellas y las cualidades harán el resto.

Vinagre

Cada tres meses, agregue 3 litros de agua con una cucharada de vinagre para mantener la acidez que la tierra necesita para realizar su proceso.

Borra de café

borra
Crédito de la imagen: Pxhere

Los residuos del café le suman ácido al suelo. Por tanto, son perfectos para flores como las rosas, las begonias o las gardenias. Eso sí, no es bueno colocar la borra de café con tanta regularidad para no acidificar la tierra.

Cenizas de madera

Aprovecha las cenizas de la madera y espárcelas en la tierra. Éstas le darán potasio y carbonato de sodio al suelo, recursos esenciales para que la tierra lleve a cabo sus funciones.

Excremento animal

Sobre todo los provenientes de caballos, vacas o gallinas. Su gran propiedad es el nitrógeno, gran nutriente para enriquecer el suelo.

Ventajas de usar fertilizantes caseros

Crédito de la imagen: Freepik

Una de las grandes ventajas de los abonos caseros es lo económicos que pueden ser. Como se trata de desechos y desperdicios de comida o productos que usas, resulta muy fácil tenerlo a la mano.

Por otra parte, y en el mismo sentido, esto hace que sean abonos orgánicos más accesibles y fáciles de conseguir. Así, se presentan como una buena forma de alimentar la tierra de tus plantas de modo natural y sostenible, aprovechando la basura biodegradable.

En definitiva, los fertilizantes caseros son ventajosos por ser económicos, accesibles y nutritivos. ¡Aprovéchalos!

Consejo Final:

Asegúrate de tener las herramientas necesarias en casa para tratar de tus plantas. Recuerda que este tipo de fertilizantes pueden tener sustancias delicadas, así que es mejor manipularlas con utensilios apropiados, como palas, recipientes, rastrillos y guantes. En caso de duda, consulta siempre a un jardinero.

Ahora, para finalizar, puedes ver éste vídeo sobre cómo cuidar de la mejor forma tus plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *