in

En Españal el abandono de los padres está penalizado por ley: historia de abandono

El descuido de los más mayores puede acarrear entre 6 y 12 meses de cárcel

anciana

La ONU ha mencionado que en el 2050 España será el país más envejecido del mundo. Esto se debe, en gran medida, al aumento de la esperanza de vida y al descenso en la natalidad. Una de las consecuencias negativas de vivir más años es que, existen ancianos que se ven abandonados por sus hijos, nietos u otros parientes e incluso maltratados.

La ley en España

De acuerdo con el artículo 143 del Código Civil Español: “Están obligados recíprocamente a darse alimentos en toda la extensión que señala el artículo precedente: los cónyuges, los ascendientes y descendientes.

En lo que respecta al artículo 226.1 del Código Penal Español, éste deja patente que “habrá pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses” para aquellas personas que no cuiden de “sus descendientes, ascendientes o cónyuge”.

Dicho esto, cabe destacar que, una práctica común entre algunas personas en España es llevar a las personas mayores al hospital porque no se sienten bien y abandonarlas ahí. Una vez que los internan, no van a visitarlos y cuando los mayores son enviados a casa porque ya están recuperados, nadie acude a buscarlos. En ese momento, el personal del centro hospitalario se ve obligado a comenzar el proceso administrativo para enviarlos a un asilo.

Los familiares pueden alegar ante esta situación que no están abandonados dado que están bajo el cuidado de personal sanitario. Y es que, ya se sabe, hecha la ley hecha la trampa.

El Gobierno Español

Para evitar situaciones como la anteriormente mencionada, así como casos de maltrato, el Gobierno Español está trabajando para endurecer el Código Penal, Civil y la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Lo que se plantea es castigar a los individuos que abandonan o maltratan a sus progenitores prohibiéndoles que disfruten del dinero y bienes de sus parientes.

Caso real de abandono

Para algunas personas la próxima historia les parecerá de ciencia ficción. Pero por desgracia, es un caso real que ocurrió en junio de 2017 en un avión que salió de México con destino a Colombia.

Ligia Flores vivía en México con uno de sus hijos, su nuera y nietos y ayudaba al sustento de la casa hasta que se enfermó de Parkinson. A partir de ese momento, su vida cambió de manera radical. Sus familiares comenzaron a hacerle vejaciones y maltratara física y verbalmente. Hubo una época en la que fue mandado a casa de unos vecinos donde no le daban ningún tipo de alimentos.

El hijo de Ligia Flores le prometió un viaje a Colombia, su país de origen, para reencontrarse con sus otros dos hijos. La sorpresa para la anciana fue que cuando llegó a dicho país no había nadie a su espera. A eso, hay que añadirle que el número de teléfono de contacto que le habían proporcionado no existía.

Las autoridades colombianas se hicieron cargo de la mujer, ya que además de no tener donde ir no tenía más de un dólar en el bolsillo.

Consejo:

No abandone ni maltrate a sus progenitores. Ellos le dieron la vida y se sacrificaron por sacarle adelante. Piense que en la vida todo vuelve y que el ejemplo que le dé a sus hijos hoy, ellos lo pondrán en práctica en un futuro, y puede que estos le traten de la misma manera en la que  usted se está comportando con sus padres.

Vea el siguiente vídeo y conocerá la historia  de una señora que fue abandonada por sus cuatro hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *