in

5 Ejercicios para tener más flexibilidad

Con el paso del tiempo y la vida sedentaria, es normal perder la elasticidad

Ejercicios para tener más flexibilidad
Crédito de la imagen: Freepik

Hacer deporte es bueno para la salud. Esta frase no es en secreto para nadie. El ejercicio físico es de gran ayuda para prevenir ciertas enfermedades y, además, ayuda a nivel mental a las personas a relajarse y a desconectar del estrés diario. Sin embargo, con la rutina, y el paso del tiempo, la vida de mucha gente se vuelve sedentaria, lo que trae como consecuencia una pérdida de elasticidad en el cuerpo. Pero como todo tiene solución, existen unos ejercicios para tener más flexibilidad que te ayudarán a recuperar la elasticidad perdida.

Ejercicios para tener más flexibilidad

¿Te has dado cuenta que al agacharte para atarte los cordones tienes dificultades? Lo mismo te ocurre cuando se te cae algo al piso o tienes que agarrar algo de la repisa. Eso por no hablar de los tirones que sientes en ocasiones en la espalda. En gran parte, eso es debido a la pérdida de elasticidad que tu cuerpo ha sufrido.

Con los ejercicios para tener más flexibilidad, todos estos problemas se reducirán muchísimo. Pero es importante que tengas en cuenta tus condiciones físicas a la hora de ejecutarlos, en lo que respecta a la intensidad, para evitar padecer cualquier tipo de lesión. Tienes que comenzar gradualmente y verás que con el tiempo consigues ganar más flexibilidad y podrás hacer más cosas.

Hombros

Siéntate y estira el brazo izquierdo apoyándolo sobre el pecho. Con la palma de la mano derecha, haz una leve presión. Después, repite el mismo ejercicio con el otro brazo. En el caso de que te sientas más cómodo, puedes hacer esta actividad en pie en vez de sentado.

A continuación, coloca el brazo izquierdo por detrás de la nuca, situando la palma de la mano en el omóplato. Con la mano derecha, agarra el codo y ejerce una leve presión. A seguir, repite la misma secuencia con el brazo contrario.

Rodillas

Para realizar esta actividad, usa una silla para apoyarte, si es preciso, y así no perder el equilibrio. Empieza flexionando la pierna derecha para atrás hasta que consigas agarrar la punta del pie con la mano izquierda. Entonces, tira suavemente el pie hacia atrás para que el talón llegue a tocar la nalga. Intenta aguantar entre 20 y 30 segundos en esta posición y pon el pie de nuevo en el suelo. Luego, realiza el ejercicio con la otra pierna.

Puente

Crédito de la imagen: Twimg

Uno de los ejercicios para tener más flexibilidad es una postura de yoga. Esta actividad te permite estirar tanto la columna, como los hombros, el cuello y el pecho.

Sitúate boca arriba en el piso y flexiona las rodillas. Después, levanta la pelvis y el torso hasta alcanzar los hombros. Ten en cuenta que los hombros tienen que estar bien apoyados sobre el suelo, la mirada hacia el techo y los brazos estirados.

En el caso de que la finalidad sea relajar el músculo, estira suavemente durante 60 segundos y concéntrate en la respiración. Si, por el contrario, lo que pretendes es recuperar la flexibilidad, mantén la posición entre 30 segundos y dos minutos sin hacer repeticiones.

Lee también: Una plataforma de yoga ofrece acceso gratuito debido al coronavirus

Espalda

Ponte a 30 centímetros, más o menos, de distancia del respaldo de una silla e inclina el cuerpo para adelante apoyándolo en la silla con las manos separadas a la anchura de tus hombros. Entonces, estira el cuerpo para atrás, sin dejar de sujetar la silla. Mueve un poco la pelvis para adelante y flexiona las rodillas. Entonces, estira las piernas y deja el peso del cuerpo en los talones.

Gemelos y cuádriceps

Esta actividad se inicia poniendo la pierna derecha por delante del cuerpo para después inclinarte hacia delante dejando todo el peso del cuerpo sobre la pierna izquierda. Intenta llegar a agarrar el pie y tirar de él hacia ti.

Sentirás como que se estiran los cuádriceps y el gemelo. En el caso de que no consigas llegar a tomar el pie, no te preocupes, a medida que vayas ejercitándote, irás ganando flexibilidad y lo lograrás. A seguir, haz el mismo ejercicio con el pie contrario.

Importante: Los datos expuestos en este artículo no remplazan a la opinión de un profesional. Antes de realizar cualquier ejercicio, consulta a un especialista si es adecuado para ti teniendo en cuenta tus condiciones físicas.

Para finalizar, en el próximo vídeo puedes ver más ejercicios que te ayudarán a ganar flexibilidad.

What do you think?

-1 points
Upvote Downvote

Written by Ainhoa Delgado

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
colegio en España enseña a los varones a planchar, cocinar y limpiar

Un colegio en España enseña a los varones a planchar, cocinar y limpiar

midorexia

Querer ser eternamente joven: comprende los efectos de la midorexia