in

¿Cómo alimentarse según la edad?

Aprenda cuáles son los alimentos que más le convienen en cada etapa de su vida

Dieta según la edad
Crédito de imagen: Pixabay

El cuerpo sufre muchas transformaciones a lo largo de la vida, razón por la cual algunos alimentos le sientan mejor en unas etapas más que en otras. Esto pasa porque cambian los procesos hormonales y el metabolismo.

En cualquier etapa un aspecto fundamental es la hidratación, el agua es esencial para la desintoxicación del organismo, por ello debe beber diariamente 7 u 8 vasos de agua antes de las 19:00 horas.

Qué debe incluir en su dieta en cada franja de edad

Aunque los efectos del envejecimiento son inevitables modificar su régimen de alimentación, le ayudará a conservar su cuerpo en buen estado. En este artículo usted puede aprender diferentes consejos sobre cómo llevar una alimentación acorde con su edad, ya sea que se encuentre en los 20, 30, 40 o 50 años y más.

Cómo alimentarse a los 20 años

En esta etapa es fundamental mantener un alto consumo de calcio que prevenga la osteoporosis. Lo mejor es adquirir el calcio de fuentes naturales, tales como los lácteos y el brócoli. Usted puede consumir diariamente 1 vaso de leche, 1 envase de yogurt o incluso un par de rebanadas de queso.

También es importante cuidarse de ciertos excesos en esta etapa. Nos referimos especialmente al alcohol, pues como los veinte constituyen una etapa de vida social muy activa, el alcohol es una de las tentaciones frecuentes pero genera severos daños. Por ello, tanto como pueda modere el consumo de alcohol.

Cómo alimentarse a los 30 años

A los 30 años, el metabolismo empieza a cambiar poco a poco. Conviene incluir alimentos y bebidas con propiedades termogénicas, es decir, que estimulen la quema de grasas en el organismo, tales como las infusiones de té verde o especias como la canela, la pimienta y el jengibre.

Alimentos como la cúrcuma son ideales para combatir cualquier proceso inflamatorio de su organismo y estimular el adelgazamiento. Además, este ingrediente tiene muchas propiedades medicinales, tales como propiedades antibióticas y antibacterianas, por solo nombrar las más conocidas.

También es importante incluir el consumo frecuente de ciertas vitaminas y minerales para el fortalecimiento del organismo, tales como la vitamina B6. Esta vitamina estimula el triptófano, el cual se relaciona a su vez con la producción de serotonina, una hormona necesaria para impulsar el estado de bienestar.

Si usted enfrenta un embarazo en esta etapa, incluya alimentos como proteínas magras, grasas saludables, frutas con cáscara, fibras, yuca y batata dulce.

Cómo alimentarse a los 40 años

Alimentos como la carne, el yogurt y los huevos son fundamentales para estimular la producción de colágeno, ya que en esta etapa de la vida la piel va perdiendo elasticidad.

Asimismo, el organismo se ve muy afectado por el estrés, así que conviene que introduzca algunos cambios que quizá no le gusten mucho, pero le harán bien: reduzca el consumo de bebidas alcohólicas y reduzca el consumo de café.

Además, mejor aún para el estrés es incluir alimentos benéficos para combatirlo, como el aguacate, los huevos (una vez más), las bananas, las castañas y el té verde.

Como energizantes, usted puede incluir una cucharada al día de aceite de coco en sus bebidas favoritas.

Cómo alimentarse a los 50 años

La proteína continúa a ser el ingrediente estrella tras cumplir el medio siglo de vida. En esta franja de edad notará que sus músculos empiezan a encoger. Incremente la ingesta de pollo, pescado, huevos y carne roja. Se aconseja a los vegetarianos que consuman suplementos para compensar la falta de carne.

En esta etapa la menopausia afecta la calidad de vida, pero la buena noticia es que sus síntomas pueden ser mejorados con una sana alimentación. Opte por el consumo de linaza, brócoli o brotes de alfalfa ya que sus nutrientes ayudan a controlar los cambios hormonales.

Los mismos ingredientes que hemos recomendado para el estrés en los 40, son ideales para la inducción del relajamiento y el sueño en esta etapa: aguacate, castañas y bananas. Súmele a estos alimentos la avena y la infusión de manzanilla o camomila y tendrá otras opciones para un sueño más sereno.

Incorpore además alimentos ricos en antioxidantes para combatir el envejecimiento, que sean fuentes de selenio, vitaminas C y E, betacaroteno y luteína.

Consejo:

Recuerde que no todos los organismos son iguales. Es de vital importancia que conozca su cuerpo y sepa qué alimentos se adaptan mejor a usted. No dude en consultar a un especialista si fuese necesario.

Si quiere conocer más sobre las propiedades de los alimentos para su salud, consulte el siguiente vídeo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *