in

Desafío de los 30 días de limpieza: ¡cómo 20 minutos al día pueden dejar tu casa como los chorros del oro!

20 minutos al día son suficientes para acabar con el desastre

Desafío de los 30 días de limpieza
Crédito de la imagen: Dicasonline

El ajetreo y la rutina de la vida cotidiana no pueden hacer que te olvides del cuidado de tu casa. Aquí es donde tú y tu familia descansan y comparten buenos momentos. Pero nadie tiene tiempo para limpiar el día, ¿estás de acuerdo? Por lo tanto, conoce esta técnica de 20 minutos para que tú y tu familia dejéis la casa como los chorros del oro, sin tener que realizar tanto trabajo.

20 minutos durante 30 días

En primer lugar, pon algunas cositas pequeñas en tu casa que te ayudarán a mantener todo más organizado. Un buen felpudo en la puerta, para evitar la entrada de suciedad, cestas para zapatos, un sitio para dejar las llaves y otro para el correo que llega y queda dispersado. Entonces puedes resolver parte del problema.

Siempre que ensucies los platos, lávalos, para evitar que se amontonen y que luego no sepas ni por dónde empezar a lavarlos. Claro que, no puedes perderte esas canciones perfectas para cantar mientras trabajas … Además de ello, coloca un temporizador para que te despiertes cada 10 minutos, evitando así distraerte con otras cosas.

Además de hacer lo básico todos los días, que son las actividades inevitables, lleva 20 minutos limpiar un lugar específico, ¡tan solo 20! ¿Ya te estás mentalizando? Bien, ahora solo sigue la cronología de cada día.

Día 1

Sala de estar y cocina: recoge los objetos, saca el polvo de los muebles, limpia las encimeras, aspire y listo.

Día 2

El momento de dar esa pasada general al baño, lavar la ducha, la mampara, el espejo, el lavabo y todo lo demás.

Día 3

Ve a la habitación: puedes recoger los objetos que están fuera de lugar, desempolvarlos, arreglar la cama y barrer.

Día 4

Si tienes el escritorio en casa, tómate tu  tiempo para tirar papeles, sacar el polvo, barrer y pasar un trapo. Si no lo haces, siempre tendrás papeles por ahí.

Día 5

De nuevo, es el día de esa limpieza general más cuidadoso en la sala de estar y la cocina. Mira y nota lo que necesita ser limpiado y organizado.

Día 6

Regresa al baño, ya que es una estancia que se ensucia bastante e incluso puede oler mal.

Día 7

Dedícate a las ventanas y puertas de vidrio.

Día 8

Es día de barrer y pasar el trapo en toda la casa, con cuidado.

Día 9

Otra limpieza general es la que debes hacer para las prendas de vestir que no quieres que vayan ni al armario ni al cesto de la ropa. Concéntrate en el dormitorio o, si tiene tiempo en los 20 minutos, en toda la casa. El foco está en la ropa.

Día 10

Limpieza en la habitación: tiempo para hacer una limpieza a fondo, recordando los zócalos y los espejos.

Día 11

Otro día más  de limpieza del baño. Déjalo con buen olor con los mejores productos caseros para limpiar esta zona.

Día 12

Organizar el armario: el día más esperado para todos (solo que no). Junta a todos los miembros de la casa para sacar todo de un armario, limpiar y volver a colocar todo, organizándolo correctamente.

Día 13

Regresa a la oficina, o esa cuarto extra menos usado. Saca el polvo y organiza lo que está disperso allí.

Día 14

Limpieza del dormitorio: es hora de revisar los cajones, hacer brillar el espejo y dejar que todo reluciente.

Día 15

En la sala de estar y en la cocina, barre, saca el polvo y deja todo en su lugar. Un buen aromatizador casero también ayuda a dejar esa sensación de limpieza.

Día 16

Limpieza del baño: limpia los armarios interiores, lava los azulejos y haz el resto de cosas que sean necesarias.

Día 17

Desinfecta las manijas de las puertas, los controles remotos, los interruptores, los pasamanos y todo lo que encuentres interesante.

Día 18

Ve a la cocina, pero concéntrate en el frigorífico y en la despensa. Limpia la nevera por dentro y por fuera y organiza los comestibles y los productos en la despensa.

Día 19

El lado de afuera: limpia la puerta de entrada, el balcón, el jardín o cualquier cosa que tengas que hacer por fuera, ¡lo que también incluye el coche!

Día 20

Día de la limpieza general del salón y de la cocina.

Día 21

Ya lo sabes: el baño necesita más atención, así que concéntrate en el inodoro y también en la mampara de la ducha para que estén bien limpios.

Día 22

La habitación ya debería estar menos desorganizada, pero vuelve para asegurarte. Cada uno en su habitación, devolviendo todo lo que está desordenado al lugar y removiendo el polvo de todo.

Día 23

Es de día barrer y pasar el trapo para por toda la casa para que todo quede aún más impoluto.

Día 24

Organiza el ropero, doblando las toallas y las sábanas.

Día 25

Es un nuevo día para limpiar el salón y la cocina. Si cocinas todos los días, deberías estar acostumbrado a esta rutina.

Día 26

Concéntrate en la cocina: limpia bien el microondas, el fogón y otros electrodomésticos, y limpia lo que sea necesario.

Día 27

Con desinfectante y una buena lejía, vuelve al baño y elimina el mal olor y la suciedad del uso.

Día 28

El cuarto organizado y limpio en la recta final. Ahora debería haber creado tu propio esquema de limpieza para las habitaciones.

Día 29

Este día, tanto tú como tu familia estáis libres para poner lo que faltaba en la lista. Echa un vistazo general a la casa, junto con el resto de miembros, y tomar la decisión que sea necesaria.

Día 30

Barre y pasa un trapo en toda la casa.

Es evidente que, esto es solo una idea, debes adaptarte a lo que tienes en tu casa y compartir las tareas con todos. Al fin y al cabo, la casa es de todos, ¿verdad? No gastes 20 minutos, dejándolo para otro día, si no es posible terminar. Con el tiempo, estas actividades se convertirán en un hábito y tu casa siempre se estará hermosa.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Ainhoa Delgado

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comments

0 comments

Licuado casero antiinflamatorio para calmar el dolor de las articulaciones

Licuado casero antiinflamatorio para calmar el dolor de las articulaciones

pedir pizza salvó la vida de un hombre

Cómo el hábito de pedir pizza salvó la vida de un hombre