in

12 consejos para mantener tu carro como nuevo

Con estas recomendaciones lograrás que tu carro sea tan seguro y confiable como el primer día

12 consejos mantener carro
Crédito de la imagen: Freepik

Mantener el carro es alargar su vida útil, hacer que funcione bien durante más tiempo. Es también hacer que conserve su valor para una venta futura, cuando pase a otra mano, si estas pensando en vender tu carro puedes leer algunos consejos haciendo clic aquí. Pero más importante aún, mantener el carro es reducir el riesgo de fallas que podrían ponerte en peligro junto a tus acompañantes.

Con una simple rutina de mantenimiento, sin grandes inversiones de tiempo o de dinero, podrás hacer que tu carro funcione correctamente y sea un medio de transporte seguro y confiable.

12 consejos para mantener tu carro

Te presentamos un resumen de prácticas y hábitos de mantenimiento que deberías empezar hoy mismo. Estos son los cuidados que todo carro debería recibir.

Cambio del aceite y filtros

Este servicio debe hacerse cada 5.000, 8.000 o 10.000 kilómetros, dependiendo del tipo y modelo del carro. El aceite lubrica las piezas del motor y evita que la fricción las deforme y las dañe. Revísalo con frecuencia y cerciórate de que está limpio y tiene los niveles adecuados. Lo mismo sucede con los filtros, del motor y la gasolina. Cuando han captado muchos residuos se tapan y dejan de cumplir su función. Conviene limpiarlos o reemplazarlos cuando estén sucios.

Revisión de neumáticos

Para que alcancen toda su vida útil es recomendable revisar los neumáticos semanalmente. Asegúrate que tengan la presión correcta y que no haya fugas de aire. Obsérvalos y date cuenta si se desgastan de manera uniforme. Si tienden a desgastarse más de un lado seguramente tienes problemas de alineación.

Alienación y balanceo

Es recomendado alinear y balancear los neumáticos cada 10.000 kilómetros. Así evitarás la vibración del volante, mejorarás el sistema de dirección y alargarás la vida de los neumáticos.

Cuidado de los frenos

Debes estar siempre alerta con el comportamiento de los frenos. Si percibes algún mal funcionamiento debes llevar tu carro de inmediato a revisión. No esperes que se encienda la luz del tablero para cambiar las pastillas de los frenos, revísalas con frecuencia para comprobar que se encuentran en buen estado.

Revisión de la batería

Si existe corrosión en los terminales de la batería puede que se descargue y deje de funcionar. Revisa que esté en buen estado y cuida que no se seque. Se recomienda limpiarla a profundidad cada 3 meses.

Lavado y limpieza

Mantén el carro limpio, eso te ayudará a conservar la pintura exterior. Puedes también pulirla una vez al mes para brindarte protección extra. Aspira y limpia también el interior del carro, así evitarás la proliferación de gérmenes y bacterias. Desmancha los asientos usando productos especializados y usa un repelente de polvo para limpiar el tablero.

Revisión de líquidos

Para que el motor funcione en condiciones óptimas y sea seguro conducir el vehículo, debes revisar frecuentemente los niveles de líquidos como aceite de motor, refrigerante, liga de frenos, aceite de dirección y agua. Si descubres goteras en tu lugar de estacionamiento identifica el origen de la fuga y repárala.

Mecánica y reparaciones

Si no eres mecánico es mejor que dejes las reparaciones en manos de un profesional. Un mecánico certificado sabrá qué intervenciones necesita el carro y tendrá los medios para realizarlas. Debes distinguir cuáles tareas puedes hacer tu mismo y cuáles deben ser realizadas por un mecánico.

Usa partes originales y nuevas

Los repuestos, piezas o partes originales se adaptan perfectamente a tu carro y por su calidad duran mucho más que las copias o versiones genéricas. Elige siempre partes originales y nuevas y alargarás la vida útil de tu carro.

Evita los ambientes corrosivos

El sol y la intemperie pueden afectar el estado de la pintura y de piezas tanto en el exterior como en el interior del carro. Evita exponerlo al sol por largas temporadas. Lo mismo con el salitre, que puede con el tiempo oxidar y corroer partes metálicas.

Conduce prudentemente

Evita acelerar o frenar de golpe, esto añade una presión adicional sobre el motor y el funcionamiento de sistemas como la suspensión y la amortiguación. Si conduces a una velocidad moderada y estable harás que tu carro dure mucho más tiempo en buen estado.

Abastece gasolina a tiempo

Sin importar qué tan refinada sea, la gasolina siempre trae consigo residuos y partículas contaminantes. Cuando esperamos mucho para abastecer gasolina y el nivel del tanque ha llegado muy abajo, estas partículas pueden pasar al motor y generar serios daños.

Consejo final:

Estas recomendaciones son generales y aplican para cualquier carro, pero hay otros cuidados que debes tener dependiendo del modelo particular de carro que tengas. Para saber cuáles acciones concretas te ayudarán a cuidar tu carro, debes revisar las recomendaciones del manual de mantenimiento.

En el siguiente video podrás ver a un profesional haciéndole mantenimiento básico a un carro:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *