in , ,

Aprenda a congelar los vegetales, y así ahorre tiempo y dinero

¡Con nuestra técnica podrá mantener los alimentos sin bacterias y llenos de vitaminas, no hay excusa para no tener verduras a la mano!

¿No tiene tiempo para organizar sus comidas diarias? Muchas veces vamos al mercado y compramos verduras y legumbres para toda la semana, olvidamos lo que hay en la refrigeradora y cuando recordamos, las cosas están marchitas o incluso podridas. ¡Así que la solución puede estar en la congelación de alimentos!

Contrariamente a lo que muchos piensan, congelar los alimentos no va a destruir sus nutrientes y vitaminas, dejando los alimentos sin valor. Por lo tanto, con muchos consejos simples se congelarán sus vegetales y usted podrá tener a mano una planta para enriquecer sus comidas y evitar el desperdicio de alimentos y dinero.

¡Secreto, la congelación mantiene la calidad de las verduras: no hay bacterias y se queda lleno de nutrientes!

Ya fueron hechas muchas investigaciones para poner a prueba el valor de las verduras después de la congelación. Pero finalmente los estudiosos han concluido que el acto de congelación paraliza microorganismos porque no pueden sobrevivir a temperaturas tan bajas. Lo ideal, sería congelarlos inmediatamente después de cosecharlos, para evitar la pérdida de nutrientes y la invasión de bacterias, pero eso sería demasiado costoso para los productores y proveedores! Por lo tanto, hágalo en casa y guarde las verduras durante más tiempo sin perder sus vitaminas.

Sin embargo, algunas verduras no son compatibles con la congelación, pero son muy pocas, como el pepino, la lechuga y el tomate. Las verduras más recomendadas son aquellas que se cocinan antes de comer, crudo congelado. Otros deben ser congelados después de la cocción, como las papas. Esta planta debe congelarse después de ser hervida o en forma de puré.

¿Conoce la técnica del blanqueamiento?

El nombre suena raro, pero esta técnica no requiere ningún don especial para la cocina. Básicamente, lo que hacemos es dar un “choque” en la planta antes de guardarlo en el congelador, pues así paralizamos las bacterias y enzimas que pueden destruir vitaminas de los vegetales.

Ingredientes:

  • Agua helada;
  • Sal
  • Agua hervida
  • Bolsas de plástico

Sencillo, ¿verdad?

Pasos:

  1. Seleccionar los vegetales, pues no pueden ser demasiado maduros ni tener lesiones;
  2. Lavar y cortar las verduras en tamaños más o menos iguales;
  3. Colocar en una cacerola bien grande 1 litro de agua y dejar que se caliente hasta hervir;
  4. Colocar las verduras para el escaldado, no pueden cocerse, sólo es un escaldado;
  5. Retirar con la ayuda de un colador (tamiz) de metal y sumergir inmediatamente en agua fría (se pueden añadir cubitos de hielo para que esté bien frío);
  6. Coloque en pequeñas bolsas de plástico y descongele sólo la parte que va a consumir.

Las zanahorias, cebollas, yucas, calabazas, zapallo, cebolletas, puerros y el perejil pueden ser congelados directamente crudos.

La validez en el congelador es de 6 meses. Es el tiempo ideal y así tendrá sus comidas bien organizadas y sin necesidad de desperdiciar.

¡Le gustó el secreto? Le dejamos un video para más información:

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Catarina Portela

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comments

0 comments

¡Descubre cómo preparar el bizcocho más esponjoso del mundo!

Esta mascarilla es la más poderosa para lograr un crecimiento saludable y dar volumen a su cabello – ¡resultados desde la primera aplicación!