in

Compresas de jengibre: cómo hacerlas y para qué sirven

Descubre cómo la medicina oriental puede ayudarte a mejorar tu salud

compresas de jengibre
Crédito de la imagen: Dicasonline

Muy común en oriente, a pesar de que no se use mucho en occidente, esta compresa es muy poderosa para curar diversas malezas. Enumerando las propiedades del jengibre con las técnicas de aplicación en lugares específicos, las compresas de jengibre consiguen resolver diversos problemas del cuerpo.

mo hacer las compresas de jengibre

Antes de conocer a fondo los beneficios de estas compresas, es importante que sepas cómo hacer compresas de jengibre en casa. Para ello, ve la receta de abajo y te sorprenderás con el poder que esta ejerce sobre diversas funciones.

Ingredientes

  • Agua: 4 litros;
  • Jengibre rallado: 110 gramos;
  • Toalla limpia: 1 unidad;
  • Gasa: 1 unidad;
  • Cordón: 1 unidad.

Modo de preparación:

1. Coloca el jengibre rallado dentro de una gasa y enróllala con cuidado formando una bola.

2. Cuando el agua esté hirviendo, coloca la gasa con el jengibre dentro y reduce el fuego.

3. Deja de 5 a 7 minutos hasta que el olor del jengibre exhale y el agua quede amarillenta.

4. Mientras que hierve, puedes apretar las gasas alguna vez con una cuchara de madera.

5. Retira la toalla y aprieta para remover el exceso de agua.

7. Aplica la toalla caliente en la zona que desees.

Es importante que tengas cuidado con la temperatura ya que si esta estuviese muy caliente, te quemaría la piel. En ese caso, déjala enfriar hasta que alcance una temperatura agradable para ti.

Siempre que la toalla empiece a enfriarse, colócala de nuevo en el agua caliente. Haz esto hasta completar cerca de 20 a 30 minutos con la compresa en contacto con la piel.

Para qué sirve y beneficios

Crédito de la imagen: Dicasonline

Ahora que ya tienes la receta, es hora de que sepas cuáles son los beneficios que las compresas de jengibre pueden aportar a tu día a día.

1. Reduce dolores musculares

Está comprobado que el jengibre posee aceites esenciales que contribuyen en la reducción del dolor al generar un efecto analgésico. De ese modo, esta tiene un efecto muy poderoso para el relajamiento muscular apropiado.

Por eso, su uso es muy importante en los entrenamientos, siendo bastante recomendada para atletas de alto nivel. Al aliviar los dolores musculares, esta permite una mejor recuperación física.

Cabe resaltar que su efecto no es inmediato. Estas generan resultados concretos a partir de 1 día después de su aplicación. Por eso, no es recomendable que hagas ningún esfuerzo físico en exceso durante ese periodo.

2. Antiinflamatorio

El jengibre es un excelente antiinflamatorio natural, combatiendo inflamaciones localizadas.

Por tanto, es ideal que se coloque una compresa durante un tiempo medio de 25 minutos en las áreas inflamadas. Ese tratamiento sirve como una excelente opción natural para la substitución de antiinflamatorios químicos.

3. Reduce la tensión de los hombros 

Para algunas personas, el dolor en los hombres es recurrente. Esa tensión surge por culpa del estrés del día a día o incluso por una postura incorrecta de la columna y genera una sensación de cansancio.

Esta compresa, además de aliviar esos síntomas, favorece la inhibición de la tensión de los hombros. Esto es debido al potencial analgésico que esta genera en dicha región produce mucho alivio y confort.

4. Dolor en la espalda 

Por ser un excelente antiinflamatorio y analgésico, alivia exponencialmente el dolor en la espalda. Eso es porque consigue eliminar la sensación de desgaste muscular en el área, lo que genera confort.

5. Asma y bronquitis

Estos dos problemas respiratorios están unidos a los problemas inflamatorios, especialmente localizados en las vías aéreas.

De ese modo, la compresa hecha con jengibre puede ayudar a disminuir los síntomas de asma y de bronquitis, debido al hecho de que es rica en aceites antiinflamatorios naturales.

Cuidados a tener en cuenta

Hay que recordad que, a pesar de que la compresa tiene diversos beneficios, esta no puede ser usada por algunos grupos específicos de personas Ve, a seguir, quién no debe usarla:

  • Personas con artritis
  • Portadores de neumonía
  • Personas con fiebre
  • Bebés

Además de eso, esta no puede ser aplicada directamente sobre la barriga de las gestantes. Esto  generará problemas al feto. Cabe destacar que, las embarazas deben consultarle a un médico antes de utilizar estas compresas, aunque su aplicación no vaya a ser en la barriga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *