in

Propiedades y beneficios de la calabaza moscada

Descubre también cuáles son las contraindicaciones y una receta con este zapallo

calabaza mascada
Crédito de la imagen: Pxhere

La calabaza moscada, denominada científicamente como cucurbita moschatta, se trata de un tipo de planta cucurbitácea. Ésta proviene de las áreas tropicales de América y soporta muy bien las lluvias abundantes y las altas temperaturas. Debido a que posee diversas ventajas para la salud, este zapallo es incluido, cada vez más, en las dietas.

Beneficios de la calabaza moscada

La calabaza moscada es un alimento que presenta una buena cantidad de vitamina A. Tanto es así que con sólo una ración puedes obtener cuatro veces más del valor diario que se recomienda ingerir. En lo que respecta a la vitamina C, con una porción consigues la mitad de lo que se debe comer por día.

Asimismo, este producto contiene otras vitaminas y minerales que hacen que sea un alimento muy bueno para la salud. A seguir, se exponen 6 beneficios de ella.

Fortalece el sistema inmunológico

enfermo
Crédito de la imagen: Freepik

El betacaroteno, es decir, un componente antioxidante que se halla en la calabaza moscada. Éste permite fortalecer el sistema inmunológico. Igualmente, ayuda a combatir ciertas malaltías.

Por otro lado, el consumo de este alimento previene resfriados e infecciones. Asimismo, reducen los signos de la inflamación. Hay que tener en cuenta que la raíz de muchas dolencias es la hinchazón. De ahí, la importancia de tomar alimentos con vitamina A.

Antioxidante

Los científicos recomiendan este tipo de zapallo para tratar de forma natural el estrés oxidativo ya que es una fuente de antioxidantes. Estos permiten combatir los radicales libres, los cuales son compuestos que fabrican diversas funciones corporales. Asimismo, pueden entrar en el organismo al expirar algunos químicos, al ingerir alimentos procesados o por medio del sol.

Hay que tener en cuenta el estrés oxidativo puede desembocar en distintas enfermedades como, por ejemplo, el cáncer, según los estudios.

Mantiene los huesos saludables

Con el paso de los años, los problemas en los huesos como la artrosis o la osteoporosis son muy comunes. Para evitarlos, es bueno que desde temprana edad incluyas productos como esta calabaza en tu alimentación. Su alto porcentaje en potasio ayuda a tener unos huesos fuertes y sanos.

Aumenta el rendimiento físico y reduce el cansancio

poder
Crédito de la imagen: Freepik

El consumo de calabaza moscada es muy bueno para incrementar el rendimiento físico y no sentirse cansado, tal y como demuestra un ejercicio que los investigadores de Taiwán hicieron con ratones.

Esto se debe a que la vitamina C intensifica el oxígeno que el organismo absorbe del aire al hacer ejercicio. Por tanto, si vas a correr una maratón o haces deporte con regularidad, comer este zapallo reducirá la posibilidad de que tengas infecciones respiratorias.

Ayuda a adelgazar

Un trozo de calabaza sólo contiene 82 calorías. Por tanto, su ingesta no hace que engordes. Asimismo, una investigación de 2012 demostró que este zapallo evita que el organismo cree nuevas grasas para acumular, lo que es bueno para evitar la obesidad.

Disminuye los dolores premestruales

Tal vez no lo sabías, pero tomar productos con cafeína, azúcar y alcohol poco antes te tener el periodo agrava los dolores. Por el contrario, la calabaza moscada, gracias al manganeso que presenta, ayuda a reducir el malestar. Asimismo, el potasio que contiene es aconsejable para calmar los calambres musculares.

Conoce aquí otra solución para aliviar los calambres musculares.

Propiedades nutricionales

Dado que los beneficios de este alimento son varios, también es aconsejable que sepas cuáles son las propiedades nutricionales de él.

  • Vitamina A
  • Magnesio
  • Vitamina B6
  • Maganeso
  • Vitamina E
  • Potasio
  • Vitamina C
  • Calcio
  • Hierro
  • Tiamina
  • Niacina
  • Folato
  • Fósforo

Contraindicaciones y cuidados a tener en cuenta

mano
Crédito de la imagen: Freepik

Por desgracia, todo en la vida tiene su lado negativo. En este caso, la calabaza moscada también presenta unos posibles efectos secundarios que se deben tener presentes.

Su consumo puede causar reacciones alérgicas. Éstas suelen ser dermatitis de contacto o inflamaciones leves en las manos o cerca de la boca.

Al sacarle la cáscara, también puede producir sequedad y pelar la piel de las manos del que la está manipulando. Por lo general, cuando esto se produce es porque se está pelando el alimento antes de que esté 100% maduro. Si te ocurre, lávate bien las manos y aplícate una loción que sea humectante y extra fuerte.

Por otro lado, si comes semillas de la calabaza de manera abusiva puedes sufrir problemas de indigestión. Todo porque las pepitas tienen mucha fibra, la cual podría desembocar en diarrea.

Receta con calabaza moscada

La calabaza tiene un sabor exquisito y se puede adaptar a muchos platos. A continuación, puedes aprender cómo hacer una torta con ella para ocho personas.

Tarta de calabaza con gorgonzola

tarta
Crédito de la imagen: Aarp

Rápida, deliciosa y apetecible. Éste es un plato que gusta a cualquier público y que no requiere mucho esfuerzo.

Ingredientes

  • Harina: 1 y ½ taza;
  • Sal: ¼ cucharadita;
  • Queso gorgonzola: 120 gramos;
  • Pimienta: al gusto;
  • Crema espesa: 1 y ¼ cucharadita;
  • Mantequilla fría: 8 cucharadas
  • Espinacas tiernas: 400 gramos;
  • Huevos grandes: 2 unidades;
  • Yema de huevo grande: 1 unidad;
  • Nuez moscada: ½ cucharadita;
  • Agua fría: 4 cucharadas;
  • Calabaza moscada sin semillas: 450 gramos;
  • Aceite extra virgen: al gusto;
  • Queso parmesano: 2 cucharadas.

Modo de preparación:

1. Tritura la mantequilla, la harina y la sal hasta que quede una masa como si fuese migas gruesas de pan.

2. Añade el agua y vuelve a entreverar todo hasta que quede una pasta, la cual deberás envolver y dejar en la nevera durante ½ hora.

3. Saca la masa del frío y crea una bola. Después, presiónala en el interior de una bandeja con fondo removible y vuelve a colocarla en el frigorífico durante 30 minutos más.

4. A seguir, aprieta la base de a pasta, coloca papel para hornear en la fuente y hornea la pasta durante 15 minutos. El horno debe estar precalentado a 200ºC.

5. Mientras tanto, parte la calabaza en láminas gruesas y colócalas en un recipiente para el horno. Vierte aceite y espárcelo con una brocha por todo el zapallo. Luego, hornéalo hasta que esté tierno. Este proceso suele durar 30 minutos.

6. En otra cacerola, cocina las espinacas en un chorrito de aceite y espera a que se enfríen.

7. Hazte con un bol para batir la yema, los huevos, el queso parmesano, la nuez moscada y la crema. No te olvides de echar una pizca de sal y pimienta.

8.  Para montar el pastel, reparte las espinacas en el fondo de la torta. Luego pon la calabaza, el gorgonzola y la mixtura del punto 7. Tras eso, pon la tarta en el horno por ½ hora. Pasado ese tiempo, disfruta de tu manjar.

Para concluir, puedes conocer cómo pelar, despepitar y cortar una calabaza moscada en el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *