in

Un bebé cayó de cabeza al suelo en el parto

Los padres recibieron una indemnización por los daños causados a la pequeña

bebé cayó de cabeza al suelo en el parto
Crédito de la imagen: Pxhere

Muchas mujeres describen el alumbramiento de sus hijos como el momento más maravilloso y mágico de sus vidas. No obstante, en ocasiones, éste puede convertirse en una terrible pesadilla. En Andalucía, un bebé cayó de cabeza al suelo en el parto y eso hizo que sufriera diversas secuelas.

Indemnizan a los padres cuyo bebé cayó de cabeza al suelo en el parto

Se sabe que la fragilidad de los bebés y niños es mayor que la de un adulto. Una caída, por ejemplo, puede dejar muchas más secuelas en un pequeño que en la persona mayor. Un batacazo desafortunado fue el que padeció una niña en Andalucía nada más nacer. El bebé cayó de cabeza al suelo en el parto y las secuelas de dicha situación son varias.

La pequeña sufrió un traumatismo encefálico, además de hematomas por todo el cuerpo. Ahora el SAS (Servicio Andaluz de Salud) ha dictaminado que la familia reciba 46.942€ por los daños que padeció la nena.

En este caso, la Asociación El Defensor del Paciente ha representado a los padres de la niña legalmente. Estos han reclamado una indemnización por el retraso escolar y madurativo que ha sufrido la pequeña. Asimismo, ésta precisa de cuidados especiales y tiene una minusvalía. Igualmente, en un futuro podría presentar daños neurológicos.

Cómo fueron los hechos

Crédito de la imagen: Pxhere

Este fatídico parto tuvo lugar el 16 de enero de 2013 en el Hospital Universitario Virgen de la Vitoria de Málaga. En el paritorio estaban la comadrona, la ginecóloga y personal en prácticas. Estos últimos sólo asistieron al nacimiento como espectadores.

En un momento, la doctora decidió usar fórceps para ayudar a que el bebé saliese mientras que la matrona presionaba el vientre de la madre. Una vez que la pequeña tenía medio cuerpo fuera de su madre, la ginecóloga se giró, dejando de prestar atención al alumbramiento. Esto provocó que el bebé cayó de cabeza al suelo en el parto desde una altura considerable.

Como consecuencia, la nena sufrió un porrazo en la cabeza con parte del material quirúrgico, lo que hizo romper el cordón umbilical y que tuviera un desgarro.

Tras lo sucedido, la recién nacida fue trasladada al Hospital Materno Infantil con rapidez para que la observasen y le realizasen diversos exámenes. Las pruebas revelaron que había padecido una hemorragia con posible edema cerebral. Pocos días después, tras hacerle otros estudios, le diagnosticaron focos hemorrágicos subdurales occipitales bilaterales. Asimismo, “un foco contusivo parenquimatoso parieto occipital.”

Como la compensación es equitativa a la gravedad de las secuelas de la niña, El Defensor del Paciente ya ha anunciado que los padres de ésta están valorando interpelar una demanda y solicitar más dinero.

Conoce aquí la historia de una partera que fue suspendida tras un parto inesperado.

Para finalizar, en el próximo vídeo podrás saber cuáles son los problemas más comunes que pueden surgir en un nacimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *