in

Azúcar para tratar heridas

Estudios recientes comprobaron nuevas y sorprendentes propiedades del azúcar

azucar tratar heridas
Crédito de la imagen: FREEPIK

Todos sabemos que el azúcar es una fuente concentrada de energía, que órganos como el cerebro la aprovechan con eficacia y que mejora el sabor de muchos alimentos. También sabemos que su exceso produce enfermedades como diábetes, obesidad y que es un factor clave en el desarrollo de la depresión y otros trastornos mentales.

Lo que muchos ignoran es que el azúcar tiene una serie de propiedades benéficas que habían pasado desapercibidas para la comunidad científica y médica. En este artículo hablaremos de estos hallazgos y aprenderemos a usar el azúcar de forma tópica para tratar heridas en la piel.

¿Por qué usar azúcar para tratar heridas?

El azúcar es un producto económico cuyo uso está ampliamente difundido en todo el mundo. Esta disponibilidad hace que resulte accesible y preferible a medicamentos caros en casos determinados. Según estudios científicos publicados por la BBC.COM , el azúcar tiene múltiples propiedades que ayudan al tratamiento de heridas abiertas. Entre ellas las siguientes.

  • Acción antibacteriana rápida;
  • Promueve la regeneración de tejido;
  • Acelera la cicatrización de la herida;
  • Puede reemplazar al antibiótico en condiciones determinadas;
  • Acción desinfectante.

Por sus características antibacterianas reduce el olor y la supuración de las heridas, lo que facilita la cicatrización. Los únicos efectos adversos que se comprobaron fueron ardor y escozor, que no revisten ningún riesgo para el paciente.

El secreto está en que el azúcar absorbe el agua presente en la herida, limitando la humedad que necesitan las bacterias para reproducirse y generar una infección. Esta acción conjunta con las defensas naturales del cuerpo acelera la cicatrización de la herida.

¿Cómo colocar azúcar en las heridas?

A pesar de que los estudios sobre estas propiedades del azúcar son relativamente recientes, su uso en comunidades tradicionales de África y Europa ha sido documentado desde hace siglos. Antes del azúcar refinada de caña se usó el azúcar de remolacha, con igual efectividad. Sin embargo el azúcar morena sin refinar no resultó tan eficaz en los experimentos.

A continuación cómo usar el azúcar para tratar heridas.

  1. Limpie la herida y el área circundante;
  2. Esparza azúcar granulada hasta cubrir la zona afectada;
  3. Cubra con gasa la herida y asegure el vendaje con cinta adhesiva;
  4. Pasadas 8 horas repita el procedimiento y mantenga el tratamiento hasta que la herida cicatrice.

¿Este tratamiento puede ser utilizado por los diabéticos?

Varios estudios se propusieron determinar si el tratamiento tópico de heridas con azúcar aumentaba los niveles de glucosa en la sangre de pacientes diabéticos. Los resultados fueron inequívocos: luego de tratar heridas con azúcar no varió la concentración de glucosa en estos individuos.

Si tiene una herida abierta y quiere probar el tratamiento con azúcar no deje de consultarlo con su médico. Recuerde que esta información no reemplaza el diagnóstico y tratamiento que pueda brindar un profesional certificado.

Para una explicación de este y otros remedios caseros que pueden ayudar a tratar heridas abiertas no deje de ver el siguiente video:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *