in

4 Consejos para poder ayudar a los niños a que se concentren en los estudios

Ciertas técnicas son de gran utilidad para fomentar el desarrollo intelectual de los pequeños

ayudar a los niños a que se concentren en los estudios
Crédito de la imagen: Freepik

Hacer los deberes en casa que los profesores mandan en el colegio es fundamental para el aprendizaje de los pequeños. Dependiendo de su edad, las tareas serán más complicadas. No obstante, lo que es una realidad es que, sobre todo en la actualidad, existen muchos estímulos externos a los que los críos tienen acceso que hacen que realizar la tarea sea más difícil, ya que se distraen con facilidad. Para evitar que esto ocurra y que el desarrollo de tus hijos se vea afectado, descubre unos buenos consejos para ayudar a los niños a que se concentren en los estudios.

Trucos para ayudar a los niños a que se concentren en los estudios

Ayudar a que los niños se concentren en los estudios empleando varios métodos será fundamental para el aprendizaje de ellos. Estos cobran en la actualidad, debido a la pandemia, aún más importancia, por el hecho de que muchos estudiantes no pueden asistir a los centros educativos.

El hecho de estar en casa hace que tengan muchos más estímulos externos a mano que interfieren en las tareas, como es el caso del teléfono móvil, la televisión, los juguetes o videoconsolas.

Por causa de estas distracciones, el aprendizaje se puede ver afectado, al igual que el desarrollo intelectual de los nenes. Luego, presta atención a los siguientes consejos para ayudar a los niños a que se concentren en los estudios, y también al hecho de que estos puedan precisar de la ayuda de un profesional si presentan algún problema.

Guíalos, pero no le hagas la tarea

Es bueno que les des apoyo o un empujo para que realicen cosas nuevas. Para ello puedes guiarlos dándoles instrucciones, explicándoles cómo se puede hacer la actividad y hasta ponerle ejemplos.

El objetivo es que comprendan qué tienen que llevar a cabo y que consigan hacerlo por su propia cuenta. No sirve de absolutamente nada que los padres hagan la tarea, ya que sus hijos nunca aprenderán ni tendrán la noción de que deben cumplir con ciertas obligaciones.

Al instruirlos, tendrás una herramienta muy valiosa para darte cuenta de sus habilidades y de sus carencias.

El descanso es primordial

Cuando un niño duerme las horas necesarias, este estará mucho más atento durante el día y podrá concentrarse mucho mejor que si está cansado. Esto también ocurre con los adultos.

Healthy Children ha establecido unos parámetros sobre las horas que deberían dormir los niños.

Asimismo, la American Academy of Sleep Medicine ha puesto de manifiesto unas recomendaciones al respecto, tal y como recoge el portal Ternurarte. Estas son las siguientes.

  • De los 2 a los 12 meses: 12 a 16 horas
  • Entre 1 y 2 años: 11 a 14 horas
  • Desde los 3 a los 5 años: 10 a 13 horas
  • Entre los 6 y los 12 años: 9 a 12 horas
  • Desde los 13 a los 18 años: 8 a 10 horas

Cabe destacar que, según el National Institutes of Health, dormir garantiza el equilibrio energético y molecular, el estado de alerta, la función intelectual, y hasta el humor de la persona.

Lee también: La posición para dormir afecta a la calidad del sueño y la salud

Programar los tiempos

Otra de las claves para ayudar a los niños a que se concentren en los estudios es la de tener planificados los tiempos. Dicho en otras palabras, esta técnica consiste en colocar alarmas para que los niños sean conscientes de cuántos minutos u horas tienen para llevar a cabo determinada tarea. Esto hará que se centren en ella, al sabor que no cuentan con todas las horas de la tarde para hacerla.

Un buen esquema es el de:

  • 1 año: 3 a 5 minutos
  • 2 años: 4 a 10 minutos
  • 3 años: 6 a 15 minutos
  • 4 años: 8 a 20 minutos
  • 5 años: 10 a 25 minutos
  • 6 años: 12 a 30 minutos
  • 7 años: 14 a 35 minutos
  • 8 años: 16 a 40 minutos
  • 9 años: 18 a 35 minutos
  • 10 años: 20 a 50 minutos

Crea un espacio cómodo

Las condiciones del sitio donde los niños estudian marcarán la diferencia a la hora de que estos se focalicen más en lo que deben hacer. Es fundamental que se sientan a gusto, que sea un sitio confortable y tranquilo, y que no tengan ni juguetes ni cualquier otro objeto que pueda acaparar su atención. También es importante que sea un lugar sin ruido y sin movimiento para que no se distraigan.

Por último, en el siguiente material audiovisual puedes conocer más técnicas para ayudar a que los niños se concentren cuando estén estudiando.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Written by Ainhoa Delgado

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Dónde está el pez

Pon a prueba tu visión con este desafío: ¿Dónde está el pez?

Flor de Navidad

Flor de Navidad: como mantener saludable esta planta después de las fiestas