in

Aceite para la unción: ¿puede hacerlo usted mismo?

Aprenda lo que necesita saber para hacer y usar el aceite santo

Aceite santo
Crédito de imagen: Pixabay

En la tradición judeocristiana el aceite sagrado tiene un papel muy especial, ya que se ha usado desde los tiempos de Moisés para ungir a aquellos que se consagran en el cumplimiento de una misión en nombre de Dios.

Además de ese uso, el cual todavía persiste en diversas denominaciones del cristianismo, tanto en bautismos como confirmaciones o consagraciones, el aceite santo también se usa para ungir a los enfermos y llamar sobre ellos la salud o la buena muerte, ya que está asociado a la luz y la resurrección.

Cómo bendecir el aceite

En algunas interpretaciones religiosas, es admisible que la persona pueda bendecir el aceite para fines de protección espiritual personal. En otras, la bendición debe ser practicada por un sacerdote o autoridad equivalente. Veamos más detalles.

Santos óleos en la tradición católica

En la tradición católica el sacerdote debe ser la persona que bendiga el aceite, ya que le ha sido conferida esa autoridad. La Iglesia católica desaconseja el uso privado del aceite santo, y recomienda en su lugar que se busque a un presbítero para ungir a los enfermos en sus horas difíciles. Fuera de eso, la Iglesia católica solo usa el óleo santo en los sacramentos del bautismo, la confirmación y la consagración religiosa.

Bendecir el aceite en tradiciones evangélicas

En algunas denominaciones religiosas se consiente que las personas bendigan por sí mismas el aceite. En ese caso, usted debe comprar un pequeño frasco para aceite en una tienda religiosa, aunque también puede disponer de algún frasco plástico pequeño que tenga en casa.

Compre aceite de oliva extra-virgen presurizado al vacío y viértalo dentro del frasco. Hecho esto, recite en voz alta una oración para bendecir el óleo que se transformará en santo.

Cómo ungir el aceite santo

Si usted está en una congregación que autoriza esta práctica, unte sus dedos en el aceite y unja la frente de la persona que le pide intercesión por salud o sanación espiritual. Haga la unción con la señal de la cruz y repita la jaculatoria “Yo te unjo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Si desea proteger su casa o la casa de alguien, unja las batientes de cada puerta, pida la bendición de Dios y el cumplimiento de su voluntad sobre los habitantes de la casa.

Usted también puede auto-ungirse cuando esté atravesando enfermedades o crisis espirituales. Pase el aceite por su frente mientras reza: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Si quiere conocer más sobre el aceite para la unción, consulte el siguiente vídeo:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *